Xavier Woods ha resultado ser toda una revelación en WWE. Como Consequences Creed en TNA se dejaba ver su carisma y creatividad, pero no al nivel que ha logrado junto a Big E y Kofi Kingston en The New Day.

Woods no sólo tiene buenas ideas, también es una persona que disfruta la vida y gusta de divertirse sanamente. Es difícil conocer sus anécdotas sin esbozar una sonrisa.

Justin Barrasso, de Sports Illustrated, platicó con Woods, y esto es lo mejor de la entretenida entrevista:

“La otra vez fui a comer con Big E. Estábamos en Waffle House, y mi almuerzo es diez huevos revueltos, queso, sémola, tocino y pan tostado. Me sirvieron eso y él se comió sólo un sandwich de huevo. Nos veían raro, pero es que él no tenía hambre. Big E podría comerse la mitad del menú si pudiera”.

Sobre UpUpDownDown, el canal de videojuegos en YouTube que conduce:

“Sacrifico horas de sueño para hacerlo. Originalmente quería hacer un programa al estilo del Travel Channel. Normalmente, si nos quedamos en un pueblo antes de un evento, voy a un barcade. Son como bares pero tienen muchas máquinas de videojuegos. Ya no quedan muchos salones de videjuegos donde los chicos puedan echar monedas y tener esa experiencia de los arcades, así que los barcades son para las personas que vivieron en esa generación. Llevé la idea de un show para el WWE Network, en el que podría ir a un lugar de esos cada semana”.

WWE analizó la idea y le propuso a Woods hacer un website de videojuegos con episodios semanales:

“Juntamos las ideas y lo que salió fue un canal de YouTube. Siempre llevo mi maletín, se llama GAEMS, y tiene mi PlayStation 4 y una pantalla, y con eso armamos el contenido. El primer par de episodios, donde Kofi y yo estamos jugando FIFA y el perdedor debe comer chiles, son cosas que ya hacíamos, pero ahora las filmamos y le ponemos un poco de castigos al final.

«Estamos creciendo y conectándonos con otros YouTubers, otros arcades y otras personas del mundo de los videojuegos. Estamos aprendiendo qué es bueno, qué es malo, las conexiones que usas con los sistemas y las televisiones. Ha sido una experiencia enriquecedora”.

Los videojuegos han servido para que luchadores como Woods puedan mantenerse relajados y eviten otras maneras no tan sanas de lidiar con el estrés de los viajes constantes:

“Cada generación tiene sus cosas que los mantienen unidos. Me importa mucho la camaradería de lo que hacemos. Cuando llegué al elenco principal en 2013, quería encontrar algo que nos uniera. Todos amamos la lucha, eso es aparte, pero todos somos de diferentes lugares, así que encontrar algo fuera del trabajo que funcione para unirnos y que sea terreno comunal es realmente bueno. Puede parecer trivial, pero tener a todos en un cuarto –porque como en cualquier trabajo, hay quienes no se caen bien y otros que se quieren mucho—gritando y aplaudiendo y emocionándose por ver a dos de los chicos jugando Madden, es muy divertido”.

Sobre el talento de The Miz para los videojuegos:

“Miz piensa que es el mejor en cada juego de la historia, pero no lo es. Es gracioso, porque está constantemente diciéndolo, como un Chihuahueño, pero cuando lo vencemos se calma unos minutos y vuelve a empezar. No es horrible en Street Fighter II, pero no puede tocarme. Estoy en otro nivel”.

Sobre Rusev, de quien pocos pensarían que le gustan los videojuegos:

“Rusev nos acompaña de vez en cuando a los barcades. Es muy bueno para Street Fighter y para Mortal Kombat. Tenemos Mortal Kombat X, y nos sentamos a jugar por horas en la arena antes de las funciones”.

¿Cómo era Xavier Woods de niño?

“No tenía muchos amigos cuando estaba creciendo. Era más bien un nerd. Leía historietas y quería ir bien en la escuela. No tenía ninguna habilidad para socializar, pero mi mamá se dio cuenta de que era más abierto cuando tenía en las manos un control de Nintendo. Así que organizó fechas para que otros niños fueran a la casa a jugar videojuegos conmigo. Ella dijo que era como un circuito que se completaba, porque yo sostenía un control y otro chico sostenía otro control, y finalmente conecté con alguien más, abriendo las puertas a la actividad social”.

Su videojuego favorito era Goldeneye 007, de Nintendo 64:

“Era un juego de James Bond para cuatro personas, y podía sentarme en el cuarto con amigos y simplemente jugar. El ganador mantenía el control y los otros tres chicos lo pasaban a otros tres. Teníamos un cuarto con ocho personas constantemente perdiendo la cabeza”.

Cuando estuvo en Japón:

“En Japón voy a Akihabara, que es un distrito de Tokio lleno de salones de arcade, de arcades de Sega de cinco pisos… Es mi área favorita de todo el mundo. Hay un juego de Gundam, que es esencialmente tipos piloteando robots. Me puedo sentar ahí y jugar ese juego por horas. Sin falta, siempre hay un grupito de jóvenes japoneses que se están cuchicheando, probablemente diciendo: ‘Miren al tipo americano tratando de jugar videojuegos’. Me ha pasado cada vez que he ido, y siempre uno de ellos se pone a jugar conmigo y termino destruyéndolo”.

Sobre sus ideas para The New Day, como sus peinados:

“El objetivo es que no se me caiga de la cabeza. Tengo el cabello, así que puedo hacer algo con él. Realmente me gusta hacerle cosas, y eso me dio la idea de hacer algo loco una vez al mes, en los pay-per-views.

“Trato de usar mi carrera de psicología para comprender los matices de las personas que ver la lucha. Es lo mismo que quiero hacer con mi canal de videojuegos, darme cuenta de que le gustaría tanto a los fans de la lucha como a los fans.

“Los fans de la lucha van a ver lucha, así que la cosa con mi cabello es una manera de tratar de incorporar a los no fans de la lucha. Los papás nos mandan fotos de sus hijas con camisetas de New Day, y las niñas no necesariamente aman la lucha, pero dicen: ‘amo a los chicos unicornio’, así que se hace la conexión. Darle a la gente la oportunidad de compartir un momento con sus hijos de una manera en que antes no lo hacían es extremadamente significativo para mí”.

Su momento favorito con The New Day:

“Cada vez que salgo al ring con Kofi y Big E, siento que es nuestro mejor momento. Siento que exponencialmente estamos pasando un buen rato, y eso crece cada vez que hacemos algo. Eso me dice, desde un punto de vista muy crítico, que estoy realmente disfrutándome a mí mismo. Esos dos chicos son mis amigos genuinos, y son impresionantes seres humanos. Es una bendición pura salir y ser nosotros”.

Su principal objetivo en la lucha:

Stone Cold explicó que si no estás buscando ser el Campeón Mundial de Peso Completo, entonces te equivocaste de negocio. Eso es interesante para mí, porque mi objetivo es asegurarme de que Kofi se convierta en el campeón. Él es el chico que absolutamente lo merece más que cualquier otro en la compañía. Mi objetivo a largo plazo es ayudar de la manera en que sea, para que Kofi sea el campeón.

“Y personalmente, a largo plazo, quiero ganar un Slammy cada año por los próximos quince años. No tengo uno todavía, pero los primeros llegarán la próxima semana”.

Sobre dejar que los niños sean ellos mismos y persigan sus sueños:

“Soy un nerd por derecho propio, pero nerd no es más una mala palabra. Me siento a ver anime constantemente, juego videojuegos constantemente y tengo mi nariz metida en los cómics constantemente. Soy parte de un grupo llamado NPC Collective (Nerdy People of Color Collective). Somos yo y un rapero de nombre Mega Ran, el único rapero con licencia de Capcom, y otros que hacen rap nerd. Rapeamos sobre videjuegos y electrónicos, y nuestro objetivo es mostrarle a los chicos negros que está bien ser nerd.

“Viví en Inglewood, California los primeros años de mi vida. Y crecer en el barrio es difícil. Queremos mostrarle a los niños que hay gente como ellos triunfando en lo que les gusta. Mostrarle a los niños que pueden hacer lo que quieren hacer y ser buenos en ello es una de las cosas que significa más para mí”.

Su vida después de la lucha:

“Mi objetivo es, eventualmente, trabajar con niños con autismo. Cuando estaba en la Universidad terminando Psicología, tomé un seminario sobre austismo que me abrió mucho los ojos. Hay tantos necesitados y tan poca ayuda disponible”.

Las oportunidades que la lucha le ha dado:

“Con la lucha quiero seguir creciendo e ir en la dirección correcta. Estoy muy feliz con las cosas como están ahora, pero sé que el negocio del entretenimiento es muy voluble. Las cosas pueden cambiar mañana, así que me mantengo esperando en mi corazón que las cosas se conserven positivas. Vamos a seguir divirtiéndonos haciendo lo que hacemos. En este momento, ése es el objetivo”.

Advertisements
Anuncios
Hablamos de