Aleister Black ha sido uno de los luchadores más importantes en los últimos tiempos en NXT, y como tal se esperaba que entrara con fuerza al elenco principal. El que se aliara con Ricochet fue una sorpresa puesto que ambos pueden tener mucho éxito de forma individual. Pero su etapa como dupla fue exitosa.

Ahora cada uno va por su cuenta. El ex Campeón de Norteamérica lucha cada semana en televisión, con más o menos suerte. Mientras, el ex Campeón NXT únicamente aparece para rogar porque alguien se enfrente a él.

Pero ya está perdiendo la paciencia, como demostró el martes pasado, lo que podría indicar que pronto tendrá su primer rival.

Y precisamente Dave Meltzer ha comentado en el reciente Wrestling Observer Radio que la compañía ya ha comenzado a impulsarlo.

«Parece que hay algunas personas apoyando a Aleister Black, así que veremos si hacen algo con él. El domingo y lunes por la noche venció a Randy Orton en los eventos no televisados, lo cual es una pequeña sorpresa porque por lo normal intentan empezar a impulsar a los consentidos en los house shows. Pero aún así Randy Orton no ha perdido combates a no ser que sea contra alguien que esté siendo impulsado«.

El editor del WON señala que el hecho de que Black venciera a Orton en dos house shows hace unos días indica que WWE está empezando a darle un impulso. Y eso realmente concuerda con lo comentado antes, que está perdiendo la paciencia y pronto tendrá un primer rival. Puede que su nueva rivalidad de comienzo la semana que viene. ¿Contra quién será? Lo único que parece claro es que no será por un campeonato.

Advertisements
Hablamos de