Un pasado como principal responsable del hundimiento de WCW y de casi el mismo destino para TNA son tachas difíciles de ignorar. Por eso ni SÚPER LUCHAS ni los principales medios se mostraron muy entusiasmados por la contratación de Eric Bischoff como director ejecutivo de SmackDown. Obviando que además, al fin y al cabo la última palabra sigue siendo de Vince McMahon, dentro de un entorno que concede poca libertad a sus propios talentos. Exceptuando a tres luchadores, según reporta el Observer, cuyas ideas sí son escuchadas por WWE.

Bajo el último boletín del medio comandado por Dave Meltzer, el editor habla de que Shane McMahon, Kevin Owens y Daniel Bryan proponen la mayoría de sus ideas a los guionistas. Y aunque pocas veces estas se plasman de manera íntegra en televisión, son los únicos a los que los creativos parecen escuchar. De hecho, Meltzer señala que uno puede darse cuenta de que sus promos son las únicas que lucen distintas a las de otras Superestrellas de la marca azul.

Sería largo el análisis sobre si realmente sus promos pueden considerarse distintas a las de los demás. Pero sí que al menos resultan bastante mejores a ojos de los espectadores. Ejemplo cercano la que Owens realizó durante el episodio de SmackDown Live del 9 de julio, que muchos compararon con aquella «Pipebomb» de CM Punk. Algo que llevó a Sports Illustrated a reportar que «The Prize Fighter» trabaja bajo escasas pautas.

«Chris Jericho reveló tras AEW Fight for the Fallen que su promo no tenía guion ni necesitaba la aprobación de nadie en AEW para hablar al micrófono. Al igual que Jericho, Owens también trabaja sin guión, según ha podido conocer Sports Illustrated. Solamente se le dan algunos puntos clave de las promos. Así que es un movimiento de parte de la WWE que muestra una tremenda fe en Owens».

tres SmackDown
WWE

Y obviando las promos, habría que hablar también del protagonismo en general de estos tres nombres, quienes son fijos de la programación semanal. Lo que, en el caso del hijo del «Chairman», flaco favor ha hecho a los ratings. Una sobrexposición que apunta a tener su final tras SummerSlam, cuando precisamente enfrente a Owens. Mientras, Bryan irá contra Roman Reigns en este mismo evento. Otra evidencia de que tras un breve recorrido como competidor de duplas junto a Rowan, WWE volverá a concederle protagonismo individual.

Advertisements
Hablamos de