Como ya lo informamos, WWE regresó a la India después de trece años. La primera vez que la empresa estuvo en ese país fue en 1996, en tiempos en  que Bret Hart lograba llenos en todas las arenas internacionales. Aquella vez juntaron a 30 mil aficionados en el estadio de Bangalore para un cartel encabezado por Bret Hart exponiendo el Campeonato Mundial de Peso Completo WWE ante Tatanka.

Posteriormente regresaron en 2002, y durante los años siguientes no volvieron a pesar de la insistencia de Great Khali y de que el mercado hindú estaba creciendo, como lo demostró Ring Ka King, de Jeff Jarrett y TNA.

Por fin, WWE regresó y quiere aprovechar al máximo este mercado que en décadas pasadas fue escenario de combates épicos que juntaban a decenas de miles de aficionados debido al trasfondo cultural derivado del conflicto de Cachemira entre la India y Pakistán al finalizar la Segunda Guerra Mundial.

Y WWE se toma tan en serio el que India sea parte importante de su emporio, que no sólo lanzaron allí el WWE Network, sino que también debutaron a Kishan Raftar y Jeet Rama, dos conocidos atletas locales que, por lo pronto, aparecerán en NXT. Y lo que es más, Gerrit Meier, Vicepresidente Ejecutivo de Asuntos Internacionales de WWE, se disculpó en nombre de la empresa antes de una de las funciones, por un ángulo realizado en 1999 en Sunday Night Heat.

En aquellos días, Tiger Alí Singh, hijo del legendario Tiger Jeet Singh, estuvo trabajando en WWE. Por alguna razón, reciclaron para él algo que ya habían hecho con Ted DiBiase una década antes: Alí Singh subía al ring a un miembro del público y le ofrecía dinero por hacer algo humillante.

Escribimos un artículo al respecto en el #398 (10 de noviembre de 1998) de la primera época de SÚPER LUCHAS:

Súper Luchas #398 (10 de noviembre de 1998).
Súper Luchas #398 (10 de noviembre de 1998).

Pues bien, el 7 de marzo de 1999, Tiger Alí Singh invitó al ring a Kurt Angle, quien aparecía por primera vez en televisión de WWE. Angle, conocido en todo Estados Unidos por su medalla de oro en lucha obtenida en los Juegos Olímpicos de Atlanta ’94, estuvo a punto de entrar a ECW en 1996, pero el ángulo en el que Raven crucificó al Sandman se le hizo de mal gusto. Más tarde firmó con WWE y estuvo entrenando y luchando en Memphis durante 1998 y 1999.

Y Angle se presentó en WWE precisamente con un ángulo de mal gusto en el que Alí Singh le ofreció primero 500 dólares, luego 2000 y finalmente 5000 por sonarse la nariz con la bandera de los Estados Unidos. Angle aceptó los 5000, pero cuando el rudo le dio la espalda, se sonó la nariz con la bandera de la India.

Angle terminó suplexeando a Singh por todo el ring en medio de la algarabía del público. El medallista olímpico debutaría como Superestrella ocho meses después, en noviembre.

De acuerdo al reporte de The Central Chronicle, Gerrit Meier dijo:

“Este caso fue hace como 20 años y no lo hicimos de manera deliberada. Tenemos un gran respeto por este país”.

Los reporteros le preguntaron por qué Kurt Angle no se ha disculpado con la India, y compararon eso con lo sucedido en fechas más recientes, como cuando Big Show le faltó al respeto a la bandera rusa y cuando Chris Jericho hizo lo propio con la bandera brasileña:

“Sentimos mucho que haya sucedido. No teníamos la intención de ofender”.

Otro nuevo caso donde los fantasmas del pasado aparecen para perseguir a WWE.

Kurt Angle India

Hablamos de