A estas alturas de película, nosotros los medios sólo podemos tomarnos a broma ciertas tácticas de WWE. Especialmente destacables son las trazadas para intentar eliminar de sus anales a ciertas Superestrellas que ya no gozan de su simpatía, ejemplo reciente de Chris Jericho. Obviando, por supuesto, otras no tan divertidas, caso de Chris Benoit. Aunque más curioso aún resulta cuando la compañía perpetra tal estrategia contra su propio producto. Así ocurrió ayer durante WWE RAW con el Seth Rollins vs. Bray Wyatt de Hell in a Cell.

WWE Raw (7 de octubre 2019) | Resultados en vivo | Tyson Fury en WWE

Como ya lo señaló en la cobertura Ernesto Ocampo, el episodio rojo no abrió con un resumen del PPV. A cambio, fue la historia del triángulo RusevLanaBobby Lashley la que ocupó los primeros minutos. Y hubo que esperar bastante hasta que WWE reconociera que hubo un estelar entre Rollins y Wyatt. Concretamente, justo antes del último segmento entre Tyson Fury y Braun Strowman, mediante un escueto vídeo de resumen.

► Seth Rollins vs. Bray Wyatt, la polémica del año en WWE


Y en este sentido, no resultó nada casual que ni «The Architect» ni «The Fiend» se dejaran ver por las pantallas. Desde luego, no sería por distancia respecto al lugar en el que se celebró HIAC 24 horas atrás, pues Sacramento queda a apenas 4 horas por carretera de Bakersfield. Igualmente, Becky Lynch o AJ Styles, quienes tuvieron combate en el PPV, participaron en el show semanal.

Seth Rollins vs. Bray Wyatt
WWE

Así, Wyatt finalmente hizo acto de presencia… bajo el «dark match» de la noche. Intervención que les detallará en breve mi compañero Azxa Krex.

Por tanto, no puede achacarse a una supuesta dolencia, reportada vía John Pollock de POST Wrestling, la ausencia en televisión de Wyatt. Según el periodista, el luchador no tenía el alta para competir, pero, ¿alguien esperaba verlo disputar un combate? A cambio, hizo su rutina habitual de ataque a una Superestrella, y esta vez le tocó el turno a Cesaro. Véase, simplemente, WWE prefiere esperar a que amaine la tormenta.

Porque pocos podrán negar la infamia del Seth Rollins vs. Bray Wyatt del domingo. Choque que fue vendido cual gran atracción del PPV y acabó cosechando la reacción más negativa que se recuerda dentro del Imperio McMahon desde el Brock Lesnar vs. Roman Reigns de WrestleMania 34. Me atrevería a decir que incluso mayor. Al menos, sabemos que Wyatt sigue contando con el apoyo del respetable.

Advertisements
Hablamos de