All Elite Wrestling no ha conseguido todavía hacer lucir como estelaristas a varios de los ex-WWE de medio cartel que contrató el pasado año. ¿Sucederá lo mismo con Brodie Lee? Al contrario que el de Lance Archer, el debut del antiguo Luke Harper se plasmó de gran manera sobre las pantallas de AEW Dynamite, con su papel de «Exalted One» de The Dark Order que debería impulsar por fin a esta secta a los puestos estelares de la novel empresa.

Sin embargo, AEW cae de nuevo en la excesiva referencialidad hacia WWE, concretamente hacia su «Chairman». El pasado miércoles, Lee respondió así a la incredulidad de Christopher Daniels.

«No eres el primer viejo pasado de rosca que no cree en mí, pero te aseguro que serás el último».

Brodie Lee
AEW

► The Dark Order es WWE… y Brodie Lee es Vince McMahon


Y ayer, AEW volvió a las andadas con otra «sospechosa» frase pronunciada por Lee.

«The Dark Order hace lo que quiere y toma lo que quiere, le abre las puertas a cualquier luchador y lo destruye si no confía en él».

Además de descubrir una curiosa faceta de este: su aversión por los estornudos.

Otro «recado» de Brodie Lee a Vince McMahon en AEW Dynamite

Dardos nada casuales de Brodie Lee que, según Dave Meltzer durante la más reciente entrega de la Wrestling Observer Radio, no han caído muy bien por WWE.

«Ese era Vince McMahon. Era Vince McMahon al 100%. Vince McMahon comiendo en el Morton’s Steakhouse y poniéndose furioso porque él tiene que comer primero. O enfadándose porque la gente estornuda. Sí, hay bastante gente muy enfadada por esto, lo creas o no. A mí me pareció divertido».

Vince McMahon
WWE

Tal vez el menos molesto después de todo sea el propio Vince, quien ya tiene bastante con lo que lidiar en estos días. Por eso el reporte de Meltzer debemos tomarlo con pinzas, ya que no sería la primera vez que el periodista intenta otorgar valor a AEW reportando que WWE está muy pendiente de todos sus movimientos. Y quizás fuera cierto meses atrás, pero bajo la coyuntura actual en la que se encuentra McMahonlandia, resulta un tanto difícil de creer.

Hablamos de