Normalmente, el registro de ciertos nombres adelanta la llegada de nuevos (o viejos) conceptos a WWE. Así, supimos de la resurrección de Starrcade por este indicio, que podría llegar a convertirse en PPV el año que viene. O el de Inmortals, algo que aún queda por ver a qué hará referencia. Y ahora, presentamos una nueva incógnita. Porque la compañía acaba de registrar el término "Work Horse Open Challenge".

Ringside News ofrece el documento de rigor de copyright como prueba.

WWE ha registrado el término "Work Horse Open Challenge" 1
"Work Horse Open Challenge"

Ya saben que "Caballo de Batalla" supone el nombre con el que son conocidos los talentos que disputan una media anual de combates superior a la del resto. Una suerte de comodines que, aunque no gocen de consideración estelar, son fijos en house shows. A finales del 2017, surgió el reporte de que Dean Ambrose constituía el "Iron Man" de WWE. Véase, la Superestrella que más luchas ofrece por año sin un descanso mayor de 40 días.

Dean Ambrose encabeza un particular ranking en WWE

Un servidor no sabe muy bien qué significa esta suerte de concepto. Habitualmente, los retos abiertos no suponen algo que se preste a registro. John Cena hizo bandera de su famoso Open Challenge por el Campeonato de Estados Unidos, pero no hay constancia de que quedara bajo patente.

Y eso que AJ Styles lo recuperó —sin mucho éxito—, luego de que Baron Corbin lo finiquitara. De hecho, este 2018 ha regresado puntualmente, por ejemplo, durante el reinado de Bobby Roode. O más recientemente, de parte de Seth Rollins con el Campeonato Intercontinental.

¿Tomará Roman Reigns el testigo de Cena también en esta labor? Sólo que ahora, con el Campeonato Universal sobre la mesa. De momento, seguramente no llegaría en breve, pues "el Tipo" anda ocupado con Braun Strowman, al menos hasta Super Show-Down.

WWE ha registrado el término "Work Horse Open Challenge" 2
WWE

Quizá, como respuesta a las críticas sobre la ostentación de Brock Lesnar, WWE quiera compensar un poco... y de paso intentar que simpaticemos con Reigns. Vía interesante, pese a que uno juzga demasiado estelar este título como para que se defienda semanalmente.