Anuncio

WWE confirma el regreso de la "Wild Card Rule", aunque maquillada

Compartir es bueno
Share on facebook
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Anuncio

El pasado octubre, FOX anunció a bombo y platillo la defunción oficial de aquella criticada "Wild Card Rule", una vez consumado el "Draft" que pareció poner tierra de por medio de una vez por todas entre Raw y SmackDown, dando forma a una separación de marcas real dentro de WWE.

► Los ratings dictan las reglas en WWE


Pero como hemos comentado en numerosas ocasiones aquí en SÚPER LUCHAS, WWE apenas puede mantener ya un plan creativo de manera firme debido a sus bajos índices de audiencia, que volvieron a recuperar su relevancia de antaño cuando Vince McMahon consiguió esos multimillonarios acuerdos con FOX y NBCUniversal (compañía matriz de USA Network).

Sobre todo, bajo la coyuntura actual del coronavirus, donde sin competencia alguna, está cosechando cifras negativas sin precedentes, en unos resultados no tan paradójicos, si tenemos en cuenta que los shows sin público no gustan a nadie.

Y aunque Dave Meltzer descartó la semana pasada que McMahonlandia diera marcha atrás y recuperase la unificación de marcas, sí que veremos una vuelta de la "Wild Card Rule". No obstante, en una versión menos agresiva y con otro nombre: "brand-to-brand invitation", avanzada por POST Wrestling.

Sin ir más lejos, WWE anuncia que el próximo lunes en Raw, Drew McIntyre enfrentará a King Corbin, este último competidor de SmackDown. Asimismo, Charlotte Flair aparecerá por el show azul el viernes, sin especificar con qué motivo.

De momento, tales invitaciones parece que quedarán reducidas a una Superestrella por marca, distanciándose de la "Wild Card Rule", que en ocasiones superó ese límite estipulado de cuatro nombres fuera de su marca oficial de trabajo. 

Wild Card Rule
WWE

A modo de apunte personal, cabe la lógica en cuanto al uso de "The Queen" en SmackDown, si bien la hija de Ric Flair no ha ayudado a que NXT venza a AEW Dynamite en ratings. Sin embargo, el sentido de tener a Corbin ya luce menos entendible; un gladiador que basa su valor precisamente en la capacidad de generar reacciones de rudo entre el público de las arenas, de la que ahora carece mientras el COVID-19 lo impida.

Anuncio