Ese mito acerca de que el «Chairman» de WWE es un insomne cual poeta maldito va cobrando cada año más sentido. A su ya avanzada edad, Vince McMahon afronta ahora mismo una época sumamente estresante. Por un lado, debe resolver el grave problema de ratings que se ha instalado en su producto de aquí a finales de año, si no quiere tirar por el retrete el mejor contrato televisivo de la historia para una compañía de lucha libre. Y por otro, preparar el terreno para la XFL, que debería ponerse en marcha en 2020. Pero aún hay otro tercer frente: sabotear a AEW. ¿Le da para todo en 24 horas? Parece que sí, porque guarda nueva estrategia al respecto de los Élite.

estrategia
Forbes

Una lucha libre de «sangre y tripas»


El jueves, WWE presentó sus resultados económicos del segundo trimestre del año, donde destacaron unas palabras de Vince referenciando a AEW.

«Espero que AEW no siga con tanta sangre y tripas. No puedo hablar por TNT, pero no me imagino que vayan a permitir eso».

Según Dave Meltzer bajo la última edición de la Wrestling Observer Radio, declaraciones nada espontáneas las del mandamás.

«En la conferencia del jueves, Vince intentó etiquetar a AEW como lucha libre de sangre y tripas… La creencia en el mundo de la publicidad es que Vince intenta enterrarlos vendiendo que hacen lucha libre que no puedes publicitar.

«Algunos dirán que es una sucia estrategia, pero hablamos de Vince. Estás en una guerra con Vince, y eso es lo que hará. Gente en el mundo de la publicidad que habló conmigo me dijo, ‘qué jugarreta’. Pero una guerra en la lucha libre es una guerra también en el mundo real. Es algo un poco sucio, pero hablamos de una guerra luchística y las dos partes se dan cuenta. Así es cómo ha reaccionado Vince».

estrategia
AEW

Intento de contrarrestar el velado plan de AEW. Porque sí, Tony Khan y Cía también vienen trazando su estrategia. Y esta pasa por hacer ver a WWE como lo añejo, como la antítesis de lo «cool». Punto de inflexión en este sentido fue Fight for the Fallen, evento recaudatorio para las víctimas por armas de fuego en EEUU, con referencia de Kenny Omega al «dinero ensangrentado» del acuerdo WWE-Arabia Saudita. ¿A quién comprarán los fans? Supongo que hay público para ambas.

Advertisements
Hablamos de