Un proverbio latino dice que con el tiempo, muchas desgracias suelen ser recordadas con una sonrisa. Hell in a Cell 2019, el último PPV hasta ahora de WWE, nos dejó uno de los finales más vilipendiados de la historia de la compañía, y al parecer, Vince McMahon se dio cuenta del error ante los sonoros abucheos de los asistentes al Golden 1 Center de Sacramento. Pero ahora se confirma que su reacción inicial fue bastante distinta.

Vince McMahon
WWE

► Vince McMahon, «el Bromas» de WWE


Poco después de Hell in a Cell, Sean Ross Sapp reportó que de primeras, Vince McMahon respondió con risas a los cánticos de «Refund» o «AEW», cual Joker de la vida. Y Dave Meltzer lo suscribe bajo su más reciente boletín del Wrestling Observer, aunque detalla un punto importante.

Vince McMahon, y esto fue confirmado por mucha gente, se estuvo riendo de la reacción del público y apenas se lo tomó como algo negativo. Pero las acciones hablan por sí solas. Quedó claro la siguiente noche en Raw que el objetivo era no hablar del combate, aparte de un único resumen que se emitió a última hora.

Tal vez a posteriori, Vince cambiara de parecer, pero lo escrito por Meltzer da a entender que el «Chairman» seguiría en sus trece. No obstante, fue una decisión suya tal horrendo final, y luce difícil que una persona tan orgullosa como el mandamás de WWE admita sus errores. O en caso de hacerlo, que este hecho saliese a la luz para conocimiento del resto de mortales.

Vince McMahon
WWE

Siguiendo este hilo, recuerdo unas informaciones acerca de otro reciente estelar de un PPV de WWE también muy criticado: Backlash 2018. Si recuerdan, Roman Reigns enfrentó allí a Samoa Joe, y entre la poca aceptación de la que gozaba «The Big Dog» por entonces y la mediocre calidad del duelo, numerosos asistentes abandonaron el Prudential Center de Newark (New York) antes de tiempo. Hecho que, según Slice Wrestling, no gustó a Vince McMahon, provocando que este «abriera las ojos sobre el estado actual del producto WWE».

Sin embargo, ya pudimos comprobar que Vince no dio marcha atrás a su impulso a Reigns, y sólo el estado de los ratings a finales de ese año lo movieron a dar la cara y prometer mejoras al Universo WWE. Que, por extensión, sólo parecen vislumbrarse ahora, con esta nueva era televisiva y la llegada de AEW.

Dentro de aquella misma nota sobre el «main event» de Backlash 2018, recogí a su vez una interesante entrevista al legendario Bobby Fulton, que de nuevo puede extrapolarse al caso actual de Hell in a Cell 2019. «The Fantastic», entre otras cosas, afirmaba que Vince McMahon nunca reconocerá sus errores. Por algo su canción de entrada se titula «No Chance».

Hablamos de