Aunque no es una cesión de poder, Vince McMahon ya no estará a cargo tan meticulosamente de todo lo que ocurra en WWE. No dará un paso al costado —eso nunca ocurrirá mientras viva—, pero sí brindará mayor libertad de la prevista a Paul Heyman y Eric Bischoff.

Así lo ha anunciado el mandamás de la lucha libre en su reciente conferencia ante los inversionistas de la empresa y Dave Meltzer revela un hecho clave que da cuenta de que esto es cierto.

WWE realizó el pasado jueves una reunión con sus inversionistas para revelar las cifras económicas que dejó el segundo trimestre del año. De la misma se puede analizar que, «financieramente, las cosas se ven geniales», en palabras de Meltzer. Pero:

«Se espera que desde el tercer trimestre la compañía establezca récord de ganancias, sobre todo en los últimos cuatro meses del año gracias a los nuevos acuerdos televisivos con USA Network y FOX.

«Pero la popularidad sigue cayendo, lenta pero constantemente. Cada medida legítima de popularidad va a la baja: subscripciones del Network, venta de boletos, venta de mercancía, PPVs, venta de licencias y ratings televisivos. El único segmento de ingresos que ha subido es el de los derechos de transmisión internacionales de Raw y SmackDown, los cuales suben anualmente por contrato. Pero hasta la venta para anuncios para TV ha bajado.

«Sin embargo, las disminuciones son menores, y de hecho el que bajara el precio de las acciones estuvo basado en que se pronosticaba que este trimestre no tendría ganancias o tendría muy pocas. Y aún con los ingresos inferiores a las expectativas, han bajado el nivel para invertir».

WWE en números

  • Incluso con ingresos por debajo de las expectativas, el gasto se redujo drásticamente.
  • Para el segundo trimestre del año, la compañía obtuvo 268 millones 809 mil dólares en ingresos netos y generó 10 millones 711 mil dólares en dividendos.
  • El mismo período del año pasado generó 281 millones 542 mil en ingresos netos, pero tuvo un menor margen de beneficio menor: 9 millones 743 mil.
  • Si bien el Super ShowDown en Arabia Saudita tuvo lugar en este segundo trimestre, todavía no se ha recibido el pago por el evento, lo cual es normal, pero ese dinero beneficiará los números del próximo trimestre, pues el Super ShowDown generó mucho más dinero para WWE que WrestleMania y todos los eventos del fin de semana de WrestleMania unidos.

Vince McMahon ya no estará a cargo de todo

McMahon dijo a los inversionistas que había tomado la decisión de contratar a dos Directores ejecutivos para Raw y SmackDown respectivamente, aunque nunca dio el nombre de Paul Heyman y Eric Bischoff, pero aseguró que las cosas cambiarán para mejor. Y de hecho, a sus ojos, ya hay grandes cambios que garantizan el éxito.

La idea es que McMahon diseñe la ruta de quiénes lucharán por un campeonato o por cualquier otro motivo en uno de los shows de PPVs de la empresa. Es decir, trabajar a grandes rasgos y con una visión amplia. Por su parte, Heyman y Bischoff se encargarán, con todo el equipo creativo a sus órdenes, de darle sabor a las rivalidades que a McMahon le parezcan deban ocurrir en pro del beneficio de WWE.

Durante los dos últimos SmackDown, Vince solo ha mirado el guion por encima y le ha hecho pequeños cambios. Se muestra contento con lo que se ha logrado realizar, sobre todo en Raw, y así lo dijo en la conferencia: «Ya hemos obtenido grandes resultados». También advirtió que dedicará su tiempo a desarrollar los talentos y personajes de WWE, pero no estará tan enfocado al cien por ciento en WWE.

 

Advertisements

Hablamos de