A pesar de que la pasada no fue su mejor noche, pues recibió una paliza de Kofi Kingston, Randy Orton va a enfrentarse al Campeón WWE en Clash of Champions 2019. Y más allá de lo que pasó hace unas horas, le ha estado dando palizas durante semana. ¿Qué pasará el domingo 15 de septiembre en el PPV? Por lo pronto es lo de menos, pues ahora hablaremos de lo que sucedió en el Madison Square Garden, pues Randy Orton fue sorprendido por su esposa.

Kim Orton, nacida como Kim Marie Kessler, es la esposa del veterano luchador. Ambos tienen una hija en común, Brooklyn Rose Orton. Él tiene otra hija, Alanna Marie Orton, fruto de su matrimonio con Samantha Speno, que finalizó en 2013. Ella tiene tres hijos más, de una relación anterior. Kim y Orton están casados desde 2015, y por lo que se sabe todo les va muy bien. Esto se puede comprobar en las redes sociales del luchador. Y también de su esposa, que no hace mucho mostró cómo hace el RKO.

► Randy Orton fue sorprendido por su esposa

Randy Orton fue sorprendido por su esposa

Y hablando de publicaciones en redes sociales, sobre todo en Instagram, Kim mostró recientemente cómo sorprendió a su esposo en el Madison Square Garden.

"Voy a hacer de todo para poner una sonrisa en tu cara, Randy. #sorpresa".

Después de haber recibido una paliza de su rival, nada mejor para Orton que recibir una sorpresa de su amada. La cosa hubiera sido perfecta si además hubieran estado sus hijos, pero no fue el caso. No está claro por qué Kim estaba en el evento, pero cabe mencionarse que ella es de Nueva York. Quizá aprovechó para hacer una visita a su familia y de paso sorprender a Randy. Porque lo cierto es que no viven cerca del MSG. El matrimonio y sus hijos viven en St. Charles, Missouri. Ambas ciudades están separadas por 1559 kilometros. Esto supone un viaje de cuatro horas en avión.

El veterano luchador está pasando desde hace años más tiempo con su familia, desde que tiene un calendario a tiempo parcial. Ha hecho todo lo que tenía que hacer en WWE y pensó que era el momento de cambiar un poco de vida. Pero últimamente está pasando más tiempo en los encordados de lo que nos tiene acostumbrados, y seguramente Kim lo echaba de menos.

Advertisements
Hablamos de