George Barrios y Michelle Wilson fueron despedidos de WWE después de más de una década en la empresa el pasado 30 de enero. Hasta ahora se pensaba que todo se debía a los reportes de beneficios, que no serían tan positivos como esperaba Vince McMahon; decidiendo el mandamás sacar de su empresa a los dos co-presidentes de estrategias financieras; lo cual además provocó un importante shock en la compañía.

► Motivo del despido de presidentes de WWE

despido de presidentes de WWE

También se habló de diferentes visiones, diferentes estrategias, utilizándose la palabra "irreconciliables". Ahora tenemos información más detallada del verdadero motivo de la salida de Barrios y Wilson de la Gran W gracias al boletín Wrestling Observer de Dave Meltzer. El verdadero motivo, o al menos el que saca a la luz el editor, tiene que ver con la renovación de superestrellas, así como con la firma de futuras superestrellas.

"Dentro de la compañía se dice que estaban en contra de la idea de contratar luchadores que no estaban utilizando y de la idea de ofrecer mucho más dinero a quienes tienen contratados para evitar que se vayan; lo que redujo el margen de ganancias esperadas en Wall Street".

El emperador del imperio McMahon tiene claro que no va a permitir que ninguna otra empresa firme a luchadores que él podría haber firmado y cree estrellas que finalmente se convierta en su competencia; tanto si son independientes en el momento en que las firma como si forman parte de su compañía. No quiere más casos como el de Cody (aunque de estos nace uno en una generación), ni tampoco más como el de Jon Moxley. Todos entran y nadie se va, eso es lo que piensa el mandamás. Esto está provocando muchos problemas, pero entendemos que prefiere esos problemas a los otros. Veremos quien tiene la razón.

Hablamos de