Valentina Shevchenko 1 derrota 1 empate y 2 excusas sin victoria

Primero sometida por Alexa Grasso, atribuyó a propio descuido el triunfo de la mexicana, y en el empate que no le alcanza para ser campeona, la culpa es del juez, el referí, y una lesión.

Shevchenko echa por la borda no solo el cariño, sino también el respeto que los seguidores de su exitosa trayectoria han depositado en ella; tal cual ella lo remarcó: Ya ganó 7 defensas de título Mosca femenil de la UFC, y fue 17 veces campeona mundial de Muay Thai. Puede que no se nos olvide, sí. Pero también logra que poco nos importe. Luego de su actitud arrogante en donde no tiene reparo en repartir culpas, la grandeza de sus logros se encoge, pues muestra una actitud que no se le conocía: La de mala perdedora.

Valentina Shevchenko nos restregó sus logros sin pedirlo, justo es también remarcarle aquellos desaciertos que la ubiquen en la realidad que no acaba por aceptar, «que ya no es campeona». Por ejemplo:

Peleadores como Brock Lesnar nos dan el equilibrio perfecto, pues, cuando peleó en la UFC solía burlarse de sus contrincantes al derrotarlos; pero su actitud ante la derrota era de reconocimiento, y la aceptación de no haber hecho lo suficiente para ganar.

Rose Namajunas y Brandon Moreno son ejemplos cercanos de continuar sus batallas con lesiones importantes sin que ello los llevara a presentarlo como excusa para desestimar el desempeño de su oponente.

Cuando los jueces beneficiaron a Shevchenko

Y si de calificaciones de jueces hablamos, es curioso que no le venga en mente a Shevchenko la calificación que le favoreció en su pelea ante Taila Santos, en la cual muchos vieron a la Brasileña como ganadora.

Hay berrinches ante la derrota siendo personajes de un nivel de élite como lo han hecho Israel Adesanya al perder contra Alex Pereira, ya que podemos recordar o revisar su desprecio hacia los medios cuando le recordaban sus 3 derrotas con un mismo peleador. Y ahora Valentina con dos oportunidades ante su oponente sin éxito, culpando a todos sin aceptar que no le alcanzó para ganar.

Puede que Shevchenko vea colgando de un solo hilo su último chance para terminar su carrera siendo campeona, y es que, el fanático suele bajar del pedestal al más triunfador peleador, ese que los tiene acostumbrados a verles como super héroes invencibles.

El público da, y también quita. No lo olvides Valentina.

LA LUCHA SIGUE...
Suscríbete para recibir un resumen diario de las últimas noticias.
icon