Si en 2017 sorprendió a todos saliéndose del personaje para hacer una especie de despedida tras WrestleMania 34, ahora las cosas han ido más allá, pues el Undertaker ha brindado su primera entrevista en más de una década para WWE.com. En la misma, el «Fenómeno» recapitula su legendario combate ante Mick Foley dentro de la Celda Infernal.

The Undertaker vs. Mankind en King of the Ring 1998 — La historia detrás de la histórica caída y lo que siguió después

No hay intercambio de por sí como cualquier entrevista ordinaria, y es que lo único que podemos es oír la voz de Mark Calaway describiendo las sensaciones que le atravesaron por la cabeza aquel 28 de junio. No se le puede ver, mas cuando se le cede la palabra, se transmiten imágenes de la célebre contienda.

Aun así, no deja de ser llamativo este tipo de concesiones del veterano de 53 años. Sobra decir que siempre se caracterizó por mantenerse en personaje, cumpliendo a rajatabla aquel apego. La excepción la hizo desde 2000 a 2003, cuando cambió a su faceta motociclista de American Badass. Se cree que desde entonces no otorgaba declaraciones.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=z-T-mQTUUjg?controls=0]

En el video, además de Calaway, hablan el mismo Foley, Sgt. Slaughter, Tom White (árbitro de la lucha), entre otros. En resumen, de cómo Taker llegó lesionado al combate y, dadas sus limitaciones y las ansias de Mankind de superar la anterior edición de la Celda Infernal entre el «Hombre Muerto» y Shawn Michaels en 1997, optaron por hacer historia:

«Sí, sucedió que me fracturé el tobillo. Era un momento muy importante en el negocio, así que sabía que tenía que hacerla (la lucha). Lo único que podía hacer era apretar los dientes, salir ahí afuera y hacer lo que tuviera que hacer», dijo Calaway.

«Para ser completamente sincero, pensé ‘diablos, ¿seré capaz de subir ahí arriba?’ (el encuentro comenzó con ambos competidores subiendo a lo alto de la celda). La respuesta fue sí, porque hubiera subido como fuese, no importaba cómo, iba a subir de cualquier forma.

«Honestamente, no esperaba que se levantara de eso (la caída de Foley desde lo alto de la celda). Cayó y se empezó a mover, y ahí pensé, ‘hombre, este es un tipo duro de roer’.»

«(Sobre la segunda caída) Estamos hablando de varios metros de altura. Pudo haber sido catastrófico. Es decir, realmente podría haberlo sido, pero me corrí de la zona sensible. Si no lo hubiera hecho, hubiésemos caído juntos. Así que puedes imaginarte, si me hubiera quedado en la zona frágil, mi peso probablemente hubiese caído sobre él. ¿Qué hubiese ocurrido entonces? Da miedo sólo con pensarlo».

Por supuesto, su esperado (y aguardado) testimonio se dio para promocionar la edición de Hell in a Cell de esta noche, en la que Foley será el árbitro invitado de la batalla por el Campeonato Universal entre Roman Reigns y Braun Strowman, y que podrán seguir desde SÚPER LUCHAS.

¿Qué les parecieron las primeras declaraciones del Undertaker en más de una década? ¿Por qué creen que haya roto el personaje? ¿Creen que lo veamos en el PPV de hoy? Dejen sus opiniones en la caja de comentarios.

Hablamos de