Una de las preocupaciones de WWE en este momento es las Superestrellas que quieren irse. Parece ser que no son pocas, de acuerdo a un reciente informe. Otra son los luchadores y luchadoras que quieren firmar para mejorar su elenco, y para evitar que vayan a la competencia. Estas son solo dos de las muchas preocupaciones que existen en la empresa de Vince McMahon en este momento. Otro son los ratings.

Tanto Raw como SmackDown están teniendo cuotas de audiencia muy bajas y en la compañía no parecen encontrar la forma de hacer que esto cambie. Desde el lunes están probando con la Wild Car Rule, de acuerdo a la cual varias Superestrellas de una marca pueden aparecer en la otra cada semana. Esta pudo verse a Daniel Bryan en el show de los lunes o a Sami Zayn en el de los martes. Además, parecen estar haciendo combates más entretenidos, pues ambos lucharon por el Campeonato WWE.

Puede que esta sea la solución, al menos unas semanas. Puede que no. En espera de ver si funciona, Lana ha puesto en claro a WWE que ella tiene una idea para mejorar las audiencias: su cuerpo. Lo hizo con esta publicación:

«SmackDown Live, llámenme cuando quieran más audiencia… porque nadie en SmackDown Live, Raw o Money in the Bank tan atractivo como yo puedo hacerlos».

La belleza de sus luchadoras y luchadores puede ser un arma para ese objetivo, pero no a largo plazo. Además de que esto se trata de lucha libre y eso no va más allá de un cuerpo y una cara hermosos. Los fans no van a pasar por alto lo que sucede en los encordados por muchas Superestrellas, hombres y mujeres, bonitas que vean. Conocedores, ¿qué opinan?

Hablamos de