Con esta «Reality Era» ya instalada parece que de manera perenne en WWE, la compañía podría aprovechar los bajos ratings para realizar un show sobre lo que se cuece tras bambalinas. Una suerte de versión corporativa de ‘Total Divas’ o ‘Total Bellas’ (¿’Total McMahons’?) que juegue con los seguidores ofreciendo las rencillas y dimes y diretes en las oficinas de Stamford. No hay mejor momento que este, y para muestra un botón. Cierto nombre de peso critica así a tres luchadores top, durante una conversación revelada por Brad Shepard. Y con recado a Dave Meltzer de paso.

«Hablando con una fuente de alto nivel en WWE, recibí la siguiente respuesta sobre mis controvertidas críticas hacia Johnny Gargano y Becky Lynch: ‘Me encantan tus dardos a Gargano y Becky. Estoy seguro de que es bueno para tu negocio enfadar a la gente. ¿Y realmente [Gargano] tiene combates de 5 estrellas? Nunca me ha impresionado. Sueno rancio cuando digo esto, pero un montón de falsos finales no es para 5 estrellas. Nunca me gustó la serie Ciampa/Gargano, porque aquellos combates deberían haber terminado una docena de veces. Y sí, los dos tipos son pequeños‘».

Sobre Lynch ya se ha escrito en varias ocasiones que su estatus no va en consonancia a su impacto económico. Pudimos comprobarlo cuando los beneficios de WWE cayeron en el primer trimestre de 2019 y la compañía empezó a replantearse conceder tanto estelar a las mujeres.

Aunque de momento, «The Man» tendrá sumo protagonismo el domingo, cuando defienda dos campeonatos en la misma noche de Money in the Bank. Impulso a esta «Revolución», no obstante, que podría frenarse ya de cara a Extreme Rules: ninguno de los principales combates de este PPV cuenta con una gladiadora implicada.

Mientras, Gargano es tan consentido de Triple H como del bueno de Meltzer. Con Ciampa fuera de acción, «The Game» ha concedido el puesto de cara de la marca a «Johnny Wrestling». Y lógicamente, cuando se elogia tan en exceso a un gladiador (su duelo de 5 estrellas y media con Adam Cole en el último TakeOver luce sobrevaloradísimo), siempre surgen voces discordantes para intentar poner los pies en la tierra a esos «indie lovers» que se proclaman heraldos de la auténtica lucha libre.

a tres luchadores top
Johnny Gargano sosteniendo el Campeonato NXT, junto a Candice LeRae, durante el epílogo de NXT TakeOver New York – WWE

Motivo lógico de que Gargano pidiera a Vince McMahon permanecer en NXT. ¿Quién querría abandonar un entorno donde tus seguidores hacen gala de la más absoluta autocomplacencia? Y si HHH consigue salirse con la suya y hacer de la marca dorada un producto independiente, con la menor cantidad de ascensos posibles, esa profilaxis se habrá consumado.

Hablamos de