A falta de Punks, buenos son Jerichos, que diría Tony Khan. Aunque el canadiense no fuese la primera opción como megaestrella de AEW, lo cierto es que se hace difícil imaginar que otro luchador pueda ejercer una labor como la de Y2J. El veterano, Rey Midas de la industria, convierte en oro todas las promociones por las que pasa. Si consiguió que NJPW diese un paso adelante en su expansión por Occidente, ahora está logrando que AEW sea la promoción más candente del momento. Aunque ese sambenito de nueva TNA sigue muy presente. Y las reacciones pueden no ser las mejores si tuiteas a Jericho que su nueva casa luce como una copia barata de WWE.

copia barata
AEW

Unas palabras borradas por el aficionado, y que contaron con una contundente respuesta de parte del vocalista de Fozzy.

«As much as I love @AEWrestling, it has to be said…
@AEWrestling: ‘We don’t want to be @WWE Lite’.
Also @AEWrestling: Signs @Perfec10n and @JonMoxley in less than 1 month. Also trying to recruit @CMPunk.
Umm yeah… plus they got @dustinrhodes, @CodyRhodes, @IAmJericho…»

«Por mucho que me guste All Elite Wrestling, tengo que decirlo… AEW: ‘No queremos ser una copia barata de WWE’. Y entonces, firma a Shawn Spears y Jon Moxley en menos de un mes. Y también intenta contratar a CM Punk. Mmm, sí… además de tener a Dustin Rhodes, Cody, Chris Jericho….«

«¡Vaya, eres un genio! Ahora vete a tomar por culo…«

Numerosos analistas coinciden en que al no contar todavía con programa semanal para desarrollar sus historias, los Élite deben recurrir al pasado de sus principales nombres. Y, efectivamente, esas estrellas se crearon en WWE. O en New Japan Pro Wrestling, pues recordemos que el estelar de Double or Nothing constituyó una revancha de Wrestle Kingdom 12. Ya saben que dentro de la empresa nipona fue donde Kenny Omega obtuvo el reconocimiento de mejor luchador del mundo.

copia barata
AEW

Sin embargo, durante los últimos meses, Cody y Cía vienen mostrando una excesiva fijación por el Imperio McMahon, plasmada en Double or Nothing. Desde la presentación estelar de Moxley, a ese «mazazo» al trono de Triple H (con camiseta incluida); en comparación, All In se sintió un show mucho más original en fondo y forma, pese a desplegar una calidad luchística menor. Claro que la colaboración de NJPW y Ring of Honor resultó decisiva entonces. Quizás la peor noticia para AEW hasta el momento: no poder contar con esos dos enormes apoyos. Es lo que tiene pasar de «indie» a «mainstream».

Hablamos de