UFC 298: Alexander Volkanovski, el verdugo de sueños

Alexander Volkanovski detuvo el ansiado regreso a la cima del veterano José Aldo. Derrotó ya en tres ocasiones y le arrebató el cinturón a otro grande de la división de los pesos pluma de UFC, Max Holloway. Dominó tremendamente al Korean Zombie. Derrotó a quien logró ser campeón en su ausencia, Yair Rodríguez.

A Ilia Topuria lo vimos hasta en la sopa previo al compromiso de pelea por el Campeonato Mundial de Peso Pluma UFC ante al actual monarca, Alexander Volkanovski este 17 de febrero del 2024, y repitiendo lo mismo.

► Alexander Volkanovski vs. Ilia Topuria en UFC 298

Embed from Getty Images

Ilia es el mayor promotor de su propio nombre. Se presentó en programas televisivos e innumerables podcast, y en cada uno de ellos remarcó que no hay quien pueda derrotarlo. Es relativamente fácil convencer a tu entrevistador de que tus habilidades sobrepasan a las de tu oponente; otra muy distinta es enfrentarte al tipo con el reinado mas largo de la división y que ya ha llegado a ser el mejor libra por libra de la UFC.

No le vamos a dar clases de humildad a un peleador y mucho menos darle cursos de cómo hacer atractiva una pelea. Pero seamos claros: por algo Volkanovski se ha mostrado impermeable a sus comentarios. Lo ha dejado promover su pelea y en breves palabras ha sugerido que tiene pensado hacerle pagar por los platos rotos de dos derrotas ante Islam Makhachev.

A diferencia de Topuria, Volkanovski ya lo entendió todo. Ya recibió el golpe de humildad que necesitaba su ego al tomar una importantísima segunda pelea ante Makhachev con tan solo dos semanas de aviso y con un devastador resultado.

► Volkanovski planea ser el verdugo de sueños una vez más

Embed from Getty Images

Con un récord invicto, Ilia Topuria se piensa inmune a la derrota, pero se le olvida que hay niveles. Algo que han subestimado los oponentes de “The Great” Volkanovski es el largo alcance de golpeo que tiene, ya que por su tamaño de estatura se acercan mucho a su guardia, pero Alexander es largo de hombros, y ese alcance ni siquiera Max Holloway —que se piensa un excelente boxeador—pudo resolver en tres peleas.

Podría ser un duro despertar o una gloria inesperada para Topuria. Lo cierto es que podremos ver un cabizbajo retador o un hablador insoportable en este UFC 298.

LA LUCHA SIGUE...
Suscríbete para recibir un resumen diario de las últimas noticias.
icon