Son varias las Superestrellas de WWE que están frustradas con su situación en la empresa. Entre todas ellas, una de las que más lo ha demostrado públicamente es Tyler Breeze. A mediados del mes pasado publicaba un tuit mostrando su esperanza de que en algún momento las cosas cambien. Cody Rhodes apareció para explicarle que no.

— En algún momento surgirá la oportunidad…¿verdad?.

— NoTienes que salir y conseguirla por ti mismo, amigo.

Los fans también respondieron dando consejos al luchador sobre marcharse de WWE para firmar con empresas como NJPW o quedarse en la misma pero ir a la división crucero. Ahora mismo no parece que nada vaya a cambiar pronto para Breeze, que ha vivido tiempos mucho mejores cuando estaba en NXT.

Incluso hubo un tiempo en el que fue considerado una suerte de nuevo Shawn Michaels, o al menos de Dolph Ziggler, pero finalmente quedó en un nuevo Heath Slater. Hace mucho tiempo que no tiene ningún papel importante en la empresa. A principios de 2016, Dave Meltzer comentaba esto sobre su ascenso y caída:

“Triple H quería protegerlo. Lo veía como un villano al nivel de Ziggler, y es por eso que empezó con Ziggler. Vince lo tomó y lo arrancó en ese nivel, pero después no quedó convencido y eventualmente terminó su empuje«.

Aprovechando una reciente publicación de WWE en Twitter, el rubio recordó dónde estaba hace cinco años: venciendo a Kassius Ohno en nueve segundos en NXT.

«¡Kassius Ohno tuvo un mano a mano con Tyler Breeze en NXT en este día en 2013!«.

Es verdad que el veterano luchador nunca ha tenido demasiado éxito en la marca amarilla, pero fue un buen triunfo para Breeze. Aunque cabe mencionar que fue poco después derrotado por el mismo compañero. Unos meses después, el rubio ganaría una oportunidad por el Campeonato NXT y lucharía varias veces por el mismo.

Continuando con su caída, a mediados del año pasado, Ryback comentó lo siguiente:

“Todo ocurrió mientras estábamos grabando el Tribute to the Troops 2015A Tyler Breeze se le informó por parte de alguien de la administración que no lucharía en el show y que podía irse a casa.Aunque no fue el mismo Vince McMahon quien lo aprobó.En lugar de eso, Vince se enteró porque algún hijo de pu** que estaba allí le dijo: ‘Vince, le dijimos a Tyler que se fuera a casa, él no estaba siendo utilizado en el programa’.  (…).

“Hay ocasiones en las que se les da permiso a los luchadores para salir de un evento para ir a casa o para poder desplazarse y llegar temprano a la ciudad del próximo show para que puedan descansar una noche más y estar listos para el otro show. Pero Breeze pasó caminando justo al lado de Vince McMahon por el pasillo de salida y eso molestó visiblemente a Vince. Michael Hayes también estaba cerca de él cuando se fue. Eso sí, nadie se hizo responsable por decirle a Tyler que podía irse temprano, lo cual hizo ver como si él tuvo la culpa y le hizo ganarse el enojo del jefe”.

Hablamos de