El llamado Innovador de la Violencia, Tommy Dreamer, acaba de cumplir esta semana 26 años como luchador profesional, y en ese tiempo ha logrado ser considerado uno de los más queridos gladiadores en los Estados Unidos, en especial debido a la habilidad única que tiene para conectarse emocionalmente con los aficionados. Esto lo ha llevado a hacer de House of Hardcore una de las promociones en la que más se siente el ambiente de luchas de ensueño.

Dreamer regresará a Philadeplhia con House of Hardcore 10 el próximo 13 de noviembre, y por tal motivo fue entrevistado por John Corrigan para Wrestledelphia.com. Dreamer, como es usual, dijo varias cosas interesantes en esta genial entrevista:

Sobre el libro autobiográfico de Bob Backlund:

“El libro de Bob es uno de los más veraces en cuanto a cómo es este negocio, en especial en lo que respecta a politiquerías. Bob, ya sabes, es muy de blanco y negro. No se preocupa por lo que la gente piense de él. Yo era su amigo antes de leer el libro, pero pienso que la gente encontrará un nuevo respeto por él al leerlo”.

Sobre ser independiente:

“Soy mi propio jefe. Apenas el pasado viernes estuve programado para una lucha en Vancouver, pero volé un día antes porque el promotor me dio boletos para ver a los Canucks. También pude presenciar en Japón un juego de los Gigantes, la cual fue una de las mejores experiencias de mi vida. Cuando estás en WWE te pierdes de muchas cosas, pero ahora que soy independiente, yo hago mi propio itinerario para hacer cosas divertidas al viajar”.

Cómo tomó el regreso de Alberto del Río a WWE:

“Estaba impactado. Especialmente considerando que él es el Megacampeón AAA. Es curioso, pero todas las sorpresas de mis eventos terminan regresando a WWE: Los Dudleys, Alberto… Quizá Rey Mysterio sea el siguiente. Son unos tiempos muy locos, locos en la lucha profesional. Siempre hay que recordar nunca decir nunca.

“Es por eso que siempre he amado el Royal Rumble. No se trata sólo de ver quién se va a ir a WrestleMania, sino también de estar de ‘Okey, ¿quién saldrá ahora?’. En los setentas y ochentas, era siempre genial ver llegar a alguien de otro territorio, porque estabas de ‘¡Wow, él no pertenece a aquí!’. Nunca sabías qué iba a pasar.

“Y el elemento de sorpresa en los tiempos modernos empezó con ECW, cuando invadimos Monday Night Raw. Se volvió un programa que había que ver. Demonios, todavía recuerdo cuando Ric Flair llegó a la WWE con Bobby Heenan y el título mundial NWA. Son esos momentos mágicos, orgánicos, que me gusta darle a los fans que nos apoyan, como una forma de decirles gracias”.

Sobre el regreso de los Dudley Boyz a WWE:

“Estoy feliz con ellos. Apesta para mí, porque Bubba es mi amigo más cercano y no puedo tenerlo en mis eventos, pero WWE definitivamente los necesitaba. En todos los eventos que trabajó para mí, Bubba nunca aceptó un cheque. Siempre se lo ofrecía, pero se negaba. Decía que simplemente estaba feliz por volver a tener diversión”.

— Eso es increíble. No se escucha mucho sobre ese tipo de lealtad en la lucha.

Bueno, yo trabajé para ECW gratis prácticamente todo el tiempo… Aunque no por elección (risas).

House of Hardcore 10 tendrá un encuentro entre Abyss (de TNA) y Rhyno (de NXT), pero la estelar tiene como atractivo el regreso de Tajiri, quien hará pareja con Dreamer para enfrentar a Ethan Carter IIIEric Young. Dreamer comentó cómo consiguió traer de vuelta a Tajiri:HoH

“Yo mantengo contacto con prácticamente todos y había estado pensando en él. Ha estado luchando mucho en Japón y recientemente terminó estudios en acupuntura. Lo vi en Japón y me dijo que amaría venir al evento. Dijo que no había estado en Philadephia como en diez años, y aquí fue donde su carrera despegó. También mencionó que después de este evento, probablemente nunca regrese. Me impresionó ver lo humilde que es y cómo se conmovió. Y tendremos grandes oponentes con Ethan Carter III y Eric Young”.

Sobre si Austin Aries vs. Bobby Roode se robará el show:

“Espero que lo hagan. El lunes estaba hablando con Rob Van Dam sobre la mentalidad de ECW. Después de cada lucha, cruzábamos la cortina y decíamos, supera eso. Era un esfuerzo en equipo. Esa es la misma mentalidad en mi vestidor. Quiero que Roode y Aries se roben el show, porque entonces nosotros tendremos que superarlos”.

— Has dicho en otras ocasiones que seguirás haciendo eventos en tanto te produzcan una ganancia para invertir en el siguiente. ¿Es ese aún tu modelo de negocios?

— Sí, quiero decir, si hubiera perdido en cualquiera de los otros, ya habría dejado de promover. No soy una compañía que cotice en la bolsa y mis padres no poseen una compañía de energía. Mi padre fue un maestro de escuela. Estoy invirtiendo los ahorros de mi vida en estos eventos. Por ejemplo, los eventos de Philadelphia y Queens terminarán costando probablemente cerca de 40 mil dólares entre ambos. Estamos progresando, así que estoy contento. Después de ocho funciones, tenemos un convenio para trece episodios con el Fight Network en Canadá. Eso es grandioso, y esperamos tener otra temporada. Veremos qué nos trae 2016.

— ¿Qué has aprendido hasta ahora?

Siempre estoy aprendiendo. En el último evento estaba diciéndole a Bubba que no quería luchar en la estelar, y él dijo que debería trabajar en la primera. No estaba seguro, porque no quería drenar la energía de la gente tan temprano. Pero Bubba dijo: “No, no: ¡Impactemos a esta gente!’, así que le hice caso y tenía razón. Siempre confío en la opinión de otros y los valoro, porque eso fue lo que Paul hizo conmigo.

Su disfraz de Halloween favorito:

“¡Oh, viejo! Crecí en la era de las máscaras que eran más bien caretas de plástico. Fui Supermán, fui luchadores, y de hecho mi mamá apenas me mandó una foto donde estoy vestido como Michael Myers versión payaso. Nací un viernes 13, así que eso lo hace extra perturbador. A Beulah no le gustan los payasos, así que ni siquiera quiso ver la foto.

“Yo creo que mi disfraz favorito fue el de los Road Warriors. Un amigo y yo ganamos el segundo lugar en un concurso en primero de secundaria. Teníamos todo menos el corte mohawk, porque mi mamá no me dejó rasurarme la cabeza.

— Guau. ¿Era una escuela católica?

— Recibí educación católica desde el primer grado hasta la universidad.

— Demonios, entonces definitivamente no ibas a tener un Mohawk.

— Tenía un lindo mullet que debía esconder debajo del cuello de mi camisa. Esa es la razón por la que quería ser luchador. Estaba harto de llevar traje y corbata todos esos años.

Hablamos de