Dentro de la guerra que enfrentó a Raw, SmackDown y NXT el pasado mes, Tommaso Ciampa fue uno de los nombres más destacados de la marca dorada. No sólo dio la bienvenida a The OC cuando estos aparecieron por la Full Sail, o presentó pelea a Seth Rollins, porque finalmente también formó parte del Team NXT dentro del encuentro varonil de quintetos de Survivor Series 2019. Y tras la contundente victoria sobre el elenco principal, su opinión acerca de los grandes focos parece que continúa intacta.

Tommaso Ciampa
WWE

► Para Tommaso Ciampa, NXT es elenco principal


Charlando con Lilian Garcia en el podcast de esta, Chasing Glory, «Blackheart» reconoció que no quiere caer en la vorágine de fechas que implica trabajar como Superestrella de Raw o SmackDown, considerando que hace apenas medio año, nadie le aseguraba que volvería a seguir compitiendo por su grave lesión de cuello.

Podría luchar durante cuatro años y hacer lo mismo en un año dentro de Raw y SmackDown. Así que, ¿cuánto podría crecer mi carrera y mi currículum aquí en comparación con crecer allí?

Se ha convertido en un tema importante, y me he pronunciado sobre ello, en plan, ‘Si tuviera que ir a Raw o SmackDown, entonces me retiraría’. Y me encantaría producir o entrenar a los talentos, ser parte de algo. De ninguna manera podría quitarme de esa carga y decir, ‘Sí, ¿sabes qué? Tendré un recorrido de seis meses y luego lo dejo’. No lo haría, eso no va conmigo.

De primeras, al leer el titular, uno piensa en que sus palabras se conciben dentro de las historias de WWE. Pero como el propio Ciampa recuerda, no es la primera vez que deja clara su postura o sabemos de sus intenciones por reportes. Junto a Johnny Gargano y otros luchadores de NXT, el ex-DIY lleva tiempo negándose a abandonar la casa regentada por Triple H.

Un estatus que parece podrá mantener por ahora, teniendo en cuenta que Ciampa es uno de los mayores protegidos de «The Game» y constituye un peso pesado cada semana de cara a los ratings en USA Network.  Y especialmente, considerando que tras su lesión, no soportaría un calendario tan abultado como el que deben asumir los ascendidos.

Hablamos de