Al mismo tiempo que muchas luchadoras vierten graves acusaciones contra ella, lo cual ha provocado que fuera sacada de un evento en el que tenía previsto trabajar dentro de unos días, Tessa Blanchard acaba de vivir el mejor momento de su carrera profesional. Unas horas atrás se celebró Hard To Kill, un nuevo PPV de Impact Wrestling, que tuvo como lucha estelar un enfrentamiento entre ella y Sami Callihan, que puso el broche de oro a su rivalidad. Blanchard fue capaz de vencer a su oponente y coronarse Campeona Mundial Impact.

► Tessa Blanchard responde a la polémica

Comienza una interesante aventura para «The Queen of the Diamonds» pero antes de eso, justo después de su enorme triunfo, cuando las cámaras del show se apagaron, la luchadora quiso hablar nuevamente de la polémica a su alrededor.

Esto es lo que quiso decir a la fanaticada presente en la arena:

«En los últimos ocho meses, esta ha sido mi vida. Sami y yo hemos estado librando una batalla y esta noche lo dimos todo. Nadie ni nada en esta vida es perfecto. Todos somos humanos. Y no importa lo que digan de mí, no importa cómo me llamen. Tengo una fortaleza mental como pocas veces se ha visto. Cada vez que alguien viene a por mí, viene a por todas estas personas. Ahora soy la abanderada de Impact Wrestling. Y hombre o mujer, libra por libra, ¡soy una de los mejores del mundo, ahora soy su campeona mundial!».

Un discurso que puede haber enarcecido a los presentes pero que no dice nada en realidad. De hecho, un discurso que no hará cambiar de opinión a nadie. Casi parece que no habla la persona sino la luchadora. No sabemos a dónde va a ir todo esto, si otras empresas cancelarán las fechas de Blanchard, pero de momento ella está viviendo su mejor momento.

Hablamos de