Anuncio

Tessa Blanchard, ahora en problemas con Impact Wrestling

Compartir es bueno
Share on facebook
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Anuncio

Un giro de acontecimientos respecto al estatus de Tessa Blanchard supuso el último episodio de Impact Wrestling. Scott D'Amore salió al ring para anunciar que cinco meses después de su última defensa, la actual Campeona Mundial Impact Wrestling pondrá su oro sobre la mesa en Slammiversary XVIII el próximo 18 de julio. Y no ante un oponente, sino ante cuatro al mismo tiempo: Michael Elgin, Eddie Edwards, Ace Austin y Trey Miguel.

Concreción que en teoría, significaba que la hija de Tully Blanchard saldría de su confinamiento voluntario en México, al que se acogió justo después de que la COVID-19 se convirtiera en pandemia mundial. Postura razonable que hizo que quedara cancelada la Triple Amenaza contra Elgin y Edwards prevista para el PPV Rebellion 2020; evento que finalmente se presentó en forma de episodios semanales. 

Tessa Blanchard
Anthem Sports & Entertainment

 

► El estatus de Tessa Blanchard en el aire


Sin embargo, ahora Fightful reporta que Blanchard no estaría respondiendo a las demandas creativas de sus empleadores.

«Le pidieron a Blanchard que enviara algunas promos para la más reciente tanda de grabaciones, pero eso no sucedió, y no "sería una sorpresa" que las cosas no llegaran a buen puerto [...]»

Supongo que ese anuncio para Slammiversary XVIII no fue una decisión unilateral tomada por Impact Wrestling, sino basada en Blanchard, quien les habría comunicado su intención de volver a las grabaciones. De ahí, intuyo, el descontento de la empresa con esta actitud tan poco profesional de la luchadora, quien vuelve a estar así en el punto de mira por su comportamiento tras bambalinas, después de ser acusada de racista por varias compañeras de industria justo antes de su coronación en Hard To Kill. 

Tessa Blanchard
Anthem Sports & Entertainment

De no conducirse por buenos cauces la situación, quizás Impact tenga que despojar a Tessa Blanchard del título mundial, a la espera de que esta decida "desconfinarse". No obstante, incido en que aquí el problema parece no ser en sí su aislamiento, sino en ese anuncio para Slammiversary XVIII que podría verse frustrado.

Anuncio