Era 2011. Entre la noche del lunes 10 de octubre y la madrugada del martes 11, sucedió una tragedia.  La triste noticia, pronto se dio a conocer en el medio luchístico: Doctor X había perdido la vida durante una fiesta popular que se llevaba a cabo en la colonia Santa María Aztahuacán. Esa noche, el gladiador trató de defender a una persona involucrada en una riña cuando recibió un disparo en la cabeza.

En los 90’s luchó como Dr. O’Borman Jr., pero cuando el original Dr. O’Borman decidió quitarle el nombre para dárselo a su hijo, Súper Cacao (Nosawa) le regaló el diseño de su máscara, a la cual únicamente se le añadió una X.

Formó parte de La Pandilla Guerrera y Los Rebeldes Tuareg. Fue campeón en varias divisiones, siendo sus conquistas más recordadas las del Campeonato Nacional Welter y el Campeonato Nacional de Tríos, junto a Nitro y Sangre Azteca. Otro de sus más grandes logros fue obtener el segundo lugar en el torneo de La Gran Alternativa, junto a Último Guerrero.

Israel Velázquez, escribió en SÚPER LUCHAS #434:

A mediados de este año (2011) logró acaparar los reflectores, pues durante varias semanas entabló una fuerte rivalidad con Fuego. Parecía ser un pique que acabaría en una lucha de apuestas, pero el Departamento de Programación quiso forzarlo a firmar un contrato donde quedaba desprotegido, pudiendo despedirlo sin problemas si perdía la máscara. A final de cuentas, Doctor X decidió no aceptar el contrato y convocó a una rueda de prensa donde dio los pormenores de su salida del CMLL, dejando ahí más de 16 años de su vida, situación que lo entristeció mucho pues quería a la empresa como si fuera su hogar.

A su salida del CMLL, comenzó a luchar como Dr. X-treme.

La última empresa con la que trabajó fue IWL, donde recibió por fin el trato de estelarista. Debutó como réferi especial en un mano a mano entre Juventud Guerrera y Súper Crazy, y la semana siguiente, encabezó el cartel con un mano a mano con Juventud Guerrera.

Al final de sus días, fue programado para una gira por varios estados de la república.

Luego de su lamentable fallecimiento, fue sustituido por Fuerza Guerrera, quien encabezó ceremonias de homenaje en cada una de esas funciones. Además, en su memoria utilizó un diseño de máscara con la mitad de la del Dr. X-Treme. Dicha máscara fue subastada al término de la gira para apoyar económicamente a los deudos.

SÚPER LUCHAS #434
SÚPER LUCHAS #434

En la edición #434 de SÚPER LUCHAS, publicada el 17 de octubre de 2011, Ernesto Ocampo le dedicó la siguiente nota editorial:

Desde que dejó el CMLL, muchos dijeron que Doctor X siempre fue allí desaprovechado. Se ha debatido a favor y en contra, y yo me inclino a pensar en que en él, la empresa Lutteroth tenía a un taquillero en potencia, pero dejaron que la oportunidad se esfumara al no saberlo manejar. Hace una década, laborando en otra publicación, le dediqué un Slam de la Semana (secuencia fotográfica), sección dedicada casi exclusivamente a lances de lucha extranjera. El que fuera entonces Dr. O’Borman acudió a la redacción para pedir las fotos en grande, a fin de enmarcarlas. La sencillez que siempre tuvo Clemente Valencia hizo que todos lo apreciaran. Pocas personas hay con tal humildad en el difícil mundo de la lucha libre. Ya se había convertido en Doctor X cuando yo trabajaba diseñando carteles luchísticos en la histórica imprenta de don Víctor Quezada, y un día acudió para hacer una petición especial: No le gustaba que escribiera su nombre como Dr. X. Prefería que apareciera la abreviación desatada: Doctor X. En su sencillez, argumentó que era “porque se veía mejor”, pero desde entonces lo he escrito así y he pedido a mis colaboradores que lo hagan, pues el que su nombre apareciera condensado, simbólicamente reducía la grandeza de este guerrero”.

 

Doctor X-treme / SÚPER LUCHAS #434
Doctor X-treme / SÚPER LUCHAS #434
Advertisements
Hablamos de