The Undertaker confirma su poca simpatía por Hulk Hogan

Compartir es bueno
Share on facebook
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Anuncio

Las tácticas de trampeo que Hulk Hogan utilizó fuera de cámara a lo largo de su carrera están a la altura de las usadas por Vince McMahon para situar a la hoy WWE como la compañía número uno de la industria estadounidense, allá por la época de los territorios. Durante años, mientras su estatus se lo permitió, evitó por todos los medios que cualquier talento emergente le robara el foco, incluido un joven Mark Calaway.

A tenor de la promoción del documental 'Undertaker: The Last Ride', Shane McMahon recordó bajo una entrevista con ESPN cierta anécdota que parece puso tierra de por medio entre "The Inmortal" y "The Phenom", y que el antiguo mánager de este último, Bruce Prichard, ya había desvelado tiempo atrás.

Survivor Series 1991 tuvo de estelar un muy promocionado choque Hogan vs. Taker por el máximo cetro de la empresa, donde el siniestro aspirante batió al ídolo de la afición gracias a la crucial ayuda de Ric Flair: un Tombstone Piledriver con refuerzo de silla; secuencia por cierto muy mal ejecutada por todas las partes involucradas.

Pero Hogan no se mostró muy conforme con la decisión creativa, y tras bambalinas, acusó a Taker de endosarle de mala manera su remate, provocándole una supuesta lesión en el cuello que se demostró inexistente.  

Hulk Hogan
WWE

 

► Hulk Hogan-Undertaker, una animosidad legítima


Y ya que el tema fue puesto de nuevo sobre la mesa a raíz de las declaraciones de Shane McMahon, ESPN preguntó ayer al propio "Deadman" por tal incidente.

«Cuando por fin pude hablar con él tras el combate, en San Antonio, le dije, '¡Terry, volví a verlo, tu cabeza nunca golpeó contra la lona!'. Y él me dijo, 'Hermano, lo que pasó es que me tenías agarrado tan fuerte que cuando bajamos al suelo, no tenía margen para moverme, y por eso me hizo polvo el cuello. No me podía mover'. Entonces en ese momento, pensé, 'Vale, me he dado cuenta de qué vas'. No necesité escuchar más».

A continuación, Taker tampoco vaciló al afirmar que su relación nunca mejoró una vez se reencontraron en los inicios de la "Ruthless Aggression Era".

«No me mostré muy amigable, pero tú sabes, si estaba en la misma arena, siempre me aseguraba de saludarlo. Pero bueno, como dije aquel martes en Texas, cuando recibí esa respuesta, supe todo lo que tenía que saber de él. Y luego, bueno mi radar siempre estaba alerta cada vez que trataba con él». 

Hulk Hogan
WWE

Finalmente, más de una década después de Survivor Series 1991, en Judgement Day 2002, Hulk Hogan elevó definitivamente a The Undertaker cuando ambos se enfrentaron con el Campeonato Indiscutible WWF sobre la mesa y de nuevo, su rival se hizo con la victoria. El círculo se cerraba, aunque parece que no la consideración de Taker por Hogan.

Anuncio