NXT: ¿Credibilidad hasta debutar?