Anuncio

Nikki Cross

Nikki Cross

Nikki Cross, la alocada favorita del Universo WWE

Nicola Glencross, nombre real de Nikki Cross, es una luchadora escocesa que tiene contrato con WWE desde 2016. Forma parte del elenco de Friday Night SmackDown. Lucha al lado de Alexa Bliss, dentro de la división de duplas. Juntas han sido en varias ocasiones Campeonas de Parejas WWE.

Cross destaca por su alocado personaje (aunque de un tiempo a esta parte lo ha abandonado un poco) que tiene enamorados a los fanáticos desde sus tiempos en NXT. También está deleitando a muchos con su alianza con Bliss, aunque la mala situación de las mujeres en la empresa las está lastrando.

Ver más detalles.

¿Cómo comenzó la carrera de Nikki Cross?

A la edad de 18 años, Nikki Cross comenzó a entrenar para ser luchadora profesional en la Scottish Wrestling Alliance, una empresa independiente que continúa activa en el presente localizada en Glasgow, Escocia, a 20 minutos de Bellshill, ciudad natal de la luchadora.

Ese mismo año, 2008, Cross hizo su debut en los encordados bajo el nombre de Nikki Storm en un combate que compartió tanto con Saraya Knight como con Ricky Knight, madre y padre de su compañera Paige.

Las casualidades, viéndolo en retrospectiva, continuarían en su segunda lucha, disputada unos meses después; porque entonces unió fuerzas a Damian O’Connor, un luchador que todos conocerán ahora mejor como Killian Dain, la Superestrella de NXT. Y si entramos en el plano personal, de ahí la principal casualidad, ambos son matrimonio.

Y no acaban ahí. En 2009, Cross trabajó en la compañía NXT Pro Wrestling. No tiene nada que ver con WWE. Actualmente se llama Source Wrestling School. Pero miremos más allá de eso.

La luchadora escocesa continuó con su carrera como independiente en el Reino Unido. Trabajó también en AMP Wrestling, Premier British Wrestling, Triple X Wrestling o Scottish School Of Wrestling.

A primeros de 2010 consiguió su primer título profesional, cuando capturó el inaugural Campeonato SSW Diamonds.

Poco a poco comenzaría a mostrarase en empresas más reconocidas como Pro-Wrestling: EVE, donde se convirtió en Campeona EVE en 2012 y 2013.

En 2013 además empezó a trabajar también en Japón, para Japanese Women Pro-Wrestling Project y Wrestling New Classic.

Y ese mismo año además debutaría en Estados Unidos. Ni más ni menos que en SHINE, enfrentando a Mia Yim, luchadora de NXT; o SHIMMER. Pasando también por Vicious Outcast Wrestling, Absolute Intense Wrestling o Women Superstars Uncensored.

Para 2015 estaba asentada como una gran promesa de la lucha libre, tanto en Europa como en Estados Unidos, y continuó abriéndose camino en Japón, debutando en Stardom, la compañía femenil más importante del país. No sólo debutó sino que se pasó varios meses en tierras japonesas demostrando su talento; enfrentando a luchadoras de la talla de Io Shirai, que actualmente también está en NXT.

En 2015 tuvo otros grandes momentos como recuperar el Campeonato Femenil EVE o trabajar en la prestigiosa compañía alemana wXw.

Todo lo hecho en estos años, en tantas compañías, en tantos combates, luchando por tantos títulos, la llevó a firmar con WWE en 2016.

Nikki Cross entra a WWE en 2016

Tiempos de Nikki Cross en NXT

Nikki Cross firmó un contrato con WWE en 2016 después de haber hecho una prueba con la empresa en Londres en el otoño de 2015. Tras firmar comenzó a entrenar en el Centro de Rendimiento y no pasó mucho tiempo hasta que tuvo su primera oportunidad en NXT. Como Nicola Glencross, la escocesa unió fuerzas Mandy Rose para enfrentar a Aliyah y Liv Morgan en un evento no televisado.

Tan pronto como el mes siguiente, Nikki Cross luchó en un combate antes de un show amarillo televisado, enfrentando a Ember Moon, que por entonces era conocida como Adrienne Reese.

Dos meses después Cross tuvo su primera lucha televisada. El 13 de julio, hizo equipo con Carmella y Liv Morgan para derrotar a la propia Rose, Alexa Bliss y Daria Berenato (conocida ahora como Sonya Deville).

En 2017 la aventura de Nikki Cross en NXT cambió por completo, pues fue entonces cuando empezó a trabajar con Killian Dain, Alexander Wolfe y Eric Young como la facción SAnitY. Una facción que llevó a los cuatro a la cima de la marca amarilla.

Tuvieron su primera gran victoria en NXT TakeOver: Orlando en abril de ese mismo año. Poco después además Cross tuvo su primera oportunidad televisada por el Campeonato Femenil NXT.

Por aquel entonces tuvo una ardiente rivalidad con la campeona, Asuka, a quien se enfrentó en varias ocasiones por el título, no pudiendo ganar ninguna. En realidad, nadie pudo derrotar a la japonesa en la marca amarilla. Una vez Asuka se fue de NXT, las demás luchadoras, entre ellas Nikki Cross, lucharon por ganar el vacante campeonato. La escocesa tuvo una oportuindad en NXT TakeOver: WarGames, pero una vez más perdió.

Las derrotas no fueron realmente un gran problema para Cross porque continuó ascendiendo al plano estelar amarillo y convirtiéndose cada vez más en una de las grandes favoritas de los fanáticos.

En 2018 tuvo su primera oportunidad en el magno evento de WWE, trabajando en el WrestleMania Axxess. Continuó el año trabajando sobre todo en NXT, pero teniendo de vez en cuando combates en eventos no televisados de las marcas principales.

Un día importante en la carrera de Nikki Cross fue el 6 de noviembre de 2018. Ese día se vio las caras en SmackDown con Becky Lynch, que había comenzazo unos meses el fenómeno que la llevó a la cima. Muchos se preguntaron si ese día supuso el ascenso (llamado así entonces, cuando NXT no era considerada una marca) al mal llamado elenco principal, pero no lo fue, porque la escocesa volvería a NXT.

Nikki Cross llega a las marcas principales de WWE

El ascenso de Cross no fue hasta primeros de 2019. El día 14 de enero tuvo su primer combate en Monday Night Raw. Entonces unió fuerzas a dos luchadoras importantes como Bayley y Natalya para vencer a The Riott Squad. Y menos de dos semanas después luchó en la campal femenil de Royal Rumble 2019. Nikki Cross estaba en el elenco principal.

En los siguientes meses la luchadora escocesa aprovechó, como el resto de sus compañeros, la tan criticada Wild Card Rule (Superestrellas de WWE trabajando en cualquier marca), para competir tanto en Raw como en SmackDown, haciéndose cada vez más importante en WWE.

A mediados de 2019 participó en el Money in the Bank femenil y poco después comenzó a trabajar codo con codo con Alexa Bliss. Nikki Cross no tuvo mucho éxito individualmente pero pocos meses después de iniciar esta alianza se coronaron Campeonas de Parejas WWE.

Menos de una semana después defendieron el título en SummerSlam 2019, el segundo PPV más importante del año, y en Clash of Champions 2019.

En este momento, sin el campeonato en sus manos, intentan encontrar un hueco de nuevo en la imagen del mismo. Mientras Nikki Cross intenta recuperar aquellos tiempos que vivió en NXT donde era una verdadera estrella. Unos tiempos que hasta ahora nunca vivió en Raw o SmackDown.

Anuncio
Anuncio