5 Superestrellas WWE más afectadas por la pandemia

Compartir es bueno
Share on facebook
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Anuncio

El covid-19 ha causado estragos en todos los aspectos y en todos los ámbitos, y la lucha libre no ha sido la excepción. WWE perdió miles de millones de dólares con WrestleMania 36, pero la falta de público no sólo afecta económicamente a WWE y AEW —sin mencionar a las promociones menores que no están haciendo shows, muchas de las cuales tuvieron que cerrar sus puertas—, sino que también la calidad del producto en términos generales.

Asimismo, el cierre de las fronteras y otras problemáticas derivadas de la pandemia ha significado muchas bajas y un elenco más reducido a disposición, factor que no ha hecho muchos favores para mejorar las cosas. Aquí encontrarán alguna que otra baja, pero principalmente a aquellos gladiadores que más necesitaban del público. Estas son las 5 Superestrellas WWE más afectadas por la pandemia.

Pero antes, ¡una pequeña parada en boxes! Estos son los 11 grandes luchadores que se retiraron en plenitud.

¿Qué Superestrella dejó WWE en medio de un mega impulso, frustrando la idea de convertirlo en el rostro de la empresa? Los verdaderos motivos detrás del retiro de Shawn Michaels en 1999, el extraño trabajo que tuvo después y los planes originales para su regreso. ¿Quién es conocido por ser el más grande ejemplo del luchador con mayor potencial en no poder explotarlo? Además, el inexplicable patrón que se repite con las más grandes luchadoras de la historia.

Dale play para enterarte de estas y muchas más curiosidades en el último video de Cuadrilátero:


¡Ayúdanos a seguir entreteniéndote e informándote dándole click al siguiente banner y a la campanita de notificaciones para no perderte de nuestros últimos tops!
5 Superestrellas WWE más afectadas por la pandemia 1

► Roman Reigns

Todos se apresuran en apuntar a su leucemia. Él lo atribuye al bienestar de su familia. Es obvio que hay un poco de ambas cosas. "Roman Reigns es el rostro de WWE y ahora se va... luego de todo lo que hicimos e invertimos en él por tantos años". Para que lo hayan borrado de su historia por un par de semanas, ese es el único argumento que creemos que pasó por la cabeza de Vince McMahon antes de tomar la decisión.

Pequeño detalle: Reigns está en el grupo de alto riesgo en caso de contraer el virus, por lo que hablamos de lo que podría ser cuestión de vida o muerte. Aunque cuando se trata de McMahon, el dinero siempre debe estar en consideración. La mala prensa que atrajo la "limpieza" de Reigns hizo que WWE se retractara y aceptara nuevamente al "Big Dog".

Tres oponentes que quiere Matt Hardy

El tema es qué sucederá en cuanto vuelva. Por lo pronto, Braun Strowman se quedó con lo que a él le estaba destinado —algo inevitable, irreprochable—pero no es el gigante el "problema"; sino un tal Drew McIntyre, que ha ocupado el lugar de Reigns desde WrestleMania 36 y de muy buena manera.

► Drew McIntyre

El ascenso de McIntyre no fue casualidad alguna. Años detrabajo duro, falta de confianza en sí mismo, el despido y la reivindicación le hicieron madurar hacia su versión actual. En estos días un periodista le preguntó si creía que el universo de WWE lo abuchearía al regresar. Una posibilidad remota ya que aunque breve, sí hubo interacción entre los fans y entonces ya era una de las Superestrellas más ovacionadas de la noche.

El rechazo se hubiera originado a raíz del cansancio y la repetitividad, y es aquí donde debemos halagar el gran trabajo que WWE ha hecho con él en ese aspecto. Con la ayuda de un buen manejo creativo, pero sobre todo su gran desempeño como "el hombre", McIntyre, al contrario, mejora semana a semana. Es una pena que miles de personas no hayan podido celebrar con él su enorme conquista en Mania o su éxito repentino —mas, insistimos, lejos de ser una casualidad—.

Drew McIntyre

Por un lado, sí, no hay nadie por sobre él en esta "cadena alimenticia" de la empresa, pero por otro, no ha podido celebrarlo como es debido. Los ratings caen semanalmente hacia nuevos bajos históricos, y él es el último responsable.

► Rhea Ripley

En los días 4 y 5 de abril se perdieron dos grandes oportunidades, una llamada Shayna Baszler, la otra Rhea Ripley. En una división femenil que pide a gritos frscura y no a las mismas caras de siempre, hacer lucir mejor a las entonces dos figuras principales de NXT en el evento más importante del año hubiera hecho toda la diferencia del mundo. Eso sí, hay una abismal disparidad entre ambas.

Como ruda y por cuestiones de personalidad, Baszler nunca fue de despertar grandes reacciones. Ripley, en cambio, construyó su impulso a base del apoyo del público, por eso es que tan pronto como se produjo la mudanza al Performance Center, su impacto se redujo, lo que muy probablemente haya influido en su futuro... para mal.

In Your House

► Edge

¡Ha de dar las gracias a aquel épico regreso en Royal Rumble! Nos referimos a Edge, claro, y de cómo el miembro del Salón de la Fama pudo obtener un memorable recuerdo con la afición antes de que todo se fuera por la borda. Seguramente no imaginaba que su vuelta se diera tan tranquila, literalmente.

Esto podemos asegurarlo: sin pandemia, no habría Last Man Standing en el Show de Shows, combate destruido por las críticas al punto de ser señalado como "uno de los peores de la historia", ni la necesidad de remediar ese mal gusto de boca con el patético eslogan de "The Best Wrestling Match Ever" en Backlash 2020, que desde el vamos sabemos que no estará a la altura de semejante, exagerado y hasta exigente descripción que no hará más que empeorar las cosas. En verdad, un efecto dominó que pudiera haberse evitado.

Edge en WrestleMania 36

► "The Fiend" Bray Wyatt

Es increíble el nivel de influencia que tiene la presencia de los espectadores en los shows de lucha libre. El personaje de The Fiend hizo que Bray Wyatt fuera lo más comentado por meses, pero así como así, el coronavirus se expandió, las puertas se cerraron, los ratings cayeron y el favorito de todos perdió momentum a montones.
"The Fiend" Bray Wyatt / Instagram.com/WWE
Nadie discutirá su importancia en la WWE actual, como así nadie podrá discutir el hecho de que el fuego se fue apagando de a poco, y que será difícil de echarle combustible. Y no por culpa suya —déjennos aclarar que su "lucha" con John Cena no colaboró demasiado—, la culpa es más de los tiempos que corren. Ojo, no hay forma de saber lo magia reaparecerá con el retorno de la gente o no... así como así.

Si te gustó este artículo y quieres más similares, ¡ayúdanos a seguir entreteniéndote e informándote dándole click al siguiente banner y a la campanita de notificaciones para no perderte de nuestros últimos tops!

5 Superestrellas WWE más afectadas por la pandemia 2
Anuncio