Night of Champions 2015 contó con un estelar entre Sting vs. Seth Rollins por el Campeonato WWE que ostentaba este último, y donde luego de una maniobra típica de Rollins, aunque un poco temeraria tratándose de la Buckle Bomb, estuvo a punto de culminar en una tragedia. Felizmente, Sting pudo terminar el encuentro y vive para contarlo.

Sting niega que su lesión sea culpa de Seth Rollins 1

► Sting vs. Seth Rollins, la lucha que casi culmina en tragedia

En un nuevo especial de WWE Network que fue transmitido este viernes llamado WWE Untold, se enfocó en el encuentro entre Sting vs. Seth Rollins en Night of Champions 2015 y los antecedentes que llevaron a dicho encuentro. Hubieron testimonios de ambos luchadores, y reseñamos lo más importante del referido especial.

Respecto a la propuesta para el encuentro contra Seth Rollins, Sting dijo:

«WWE me pidió que luchará contra Seth para el Campeonato WWE en Night of Champions. Fue alucinante y aunque he tenido otros títulos mundiales, el verdadero negocio ahora era tenerlo (el campeonato WWE) frente a frente».

Rollins había ganado el Campeonato de los EE.UU. en manos de Cena en SummerSlam 2015, convirtiéndose en doble campeón. Al respecto dijo:

«Estaba en casa y recibí una llamada de la oficina con la idea de que defendiera cada título en luchas diferentes en Night of Champions y uno de los encuentros sería contra Sting. Estaba en el suelo y recuerdo que necesitaba apoyarme en el mostrador en la cocina. Estaba emocionado pero también nervioso, ya que esto era algo tan fuera del alcance de lo posible que ni siquiera lo había soñado».

Ya de lleno en su encuentro de Night of Champions, llegamos al momento de la Buckle Bomb (la primera del encuentro), y Rollins mencionó que «he hecho este movimiento miles de veces y nunca le hice daño a nadie«. Sting agregó diciendo que sintió como «una corriente eléctrica subiendo y bajando de mis brazos«.

La conmoción no desaparecería y Sting sabía que no era bueno. Michael Hayes dice que supo de inmediato que algo no estaba bien. John Cone (el réferi del encuentro) relató que fue a ver a Sting, quien le dijo que no podía sentir sus dedos, pero sintió que podía continuar la lucha. Todos los árbitros tienen un micrófono en la parte posterior y el réferi les hizo saber a los de la Gorilla position que Sting dijo que estaba bien y el encuentro continuó.

La lucha continúa y Sting lo sube de nivel con una buena ofensiva y la multitud empieza a corear «¡Esto es asombroso!«. Viene la segunda Buckle bomb y esta vez Sting se derrumba. Cone dijo que «Se convirtió en una situación realmente aterradora«, y fue a revisarlo de inmediato.

Sting niega que su lesión sea culpa de Seth Rollins 2

Sting dijo que solo podía pensar que no había forma de que pudiera terminar así, estaba preocupado de que algo realmente malo hubiera sucedido, pero quería continuar. El entrenador llegó al ring y Cone comentaba que todo lo que podía escuchar eran gritos preguntando si Sting estaba bien. Cone volvió a encender su micrófono y les dijo que «Sting no está bien.»

Rollins luego dijo:

«Estaba aterrorizado y me sentía impotente porque no sabía en qué estado se encontraba Sting, y era difícil entrar y salir del personaje. Era el tipo más odiado en la WWE, pero era difícil mantenerse en el personaje al ver a Sting acostado allí… Me sentía inútil.«

Sting dice que podría comenzar a sentir sus piernas debajo de él poco a poco y le dijo al árbitro y al entrenador que quería terminar el encuentro, y así fue; incluso, intentó hacer rendir a Rollins con su Scorpion Death Lock.

Sting vs. Seth Rollins
Sting vs. Seth Rollins

Rollins habló sobre el orgullo de la lucha libre, donde hay algo acerca de terminar el trabajo, incluso si las cosas se ponen de lado en el ring, incluso con lo peor que sucede:

«Hay algo arraigado en ellos que tienen que al menos tratar de terminar el encuentro sin importar qué suceda.«

Y así, la lucha continuó y lograron hacer que el público vuelva a involucrarse hasta que Rollins retiene con una enredadera. De inmediato varios árbitros fueron hacia el ring para verificar a Sting. Rollins resaltó:

«Sting no tenía que estar en esa lucha y no tenía que trabajar ese encuentro con él, ya que él ya es uno de los mejores de todos los tiempos. Estoy asombrado de haya podido terminar la lucha

Sting, respecto a lo que sucedió luego que el encuentro finalizara, comentó que:

«No podía imaginar terminar su carrera sin terminar el encuentro. Supe que la multitud sabía que algo andaba mal y oré a Dios para que me ayudara a terminar mi lucha y pudiera ir a backstage caminando sin ayuda de nadie….Quería un poco de espacio y estar solo una vez que llegué a los vestidores, pero HHH entró, y me dijo que tenía que irme (al hospital).«

Sting también comentó que fue sometido a pruebas y el neurólogo le dijo que estuvo muy cerca de una catástrofe, la parálisis o la muerte. Su columna vertebral se encuentra en un punto difícil que, un golpe por detrás, podría ser la última vez.

Luego, se dio una interacción entre Sting y el entrevistador sobre la causa de su estenosis espinal:

Entrevistador: «¿Entonces Seth no fue el que causó la estenosis espinal?»

Sting: «Correcto»

Entrevistador: «Pero fue diagnosticado debido a esto (la buckle bomb)»

Sting: «Debo cortar esto de que Seth fue quien me lastimó cada vez que me lo preguntan. No hay forma en que Seth haya hecho algo mal o haya sido negligente, o lo que sea. Fue por mí (el tener la estenosis espinal). Ya cortemos esto de que Seth esto, Seth aquello, que no debió hacer la Buckle bomb…..Esto es lucha y esto son cosas de la lucha (que suceden), tú sabes.»

Rollins expone la grandeza de Steve Borden (Sting) y concluyó:

«La mayoría de la gente no estará al nivel de Sting en cuanto a su legado. Ese es el tipo de ser humano que quiero ser….Él me inspiró cuando era niño y aún más como adulto«

Sting fue inducido por Ric Flair al Salón de la Fama y terminó su discurso diciendo que está retirado de la lucha libre. Admitió que «Estaba titubeando con esa decisión hasta el momento en que lo dije«.

Finalmente, Sting concluyó diciendo:

«Si todo se alinea bien con Vince, HHH y Taker, tal vez algo podría pasar nuevamente en el futuro. Tal vez podría ser solo ego y orgullo, pero creo que podría hacer algo. Tal vez sea una locura, ¿sabes?, pero supongo que solo soy un luchador profesional de por vida.»

Es posible que esto no ayude a detener las cosas de «Seth es peligroso«, pero esto debería mostrar que lo que sucedió esa noche no fue culpa de nadie. Luego de lo que Sting dijo sobre su columna vertebral, no existe forma de que WWE le permita volver a luchar, y quizás lo mejor que podría hacer es tener un cara a cara con The Undertaker, tal como lo mencionó al final de este especial.

Hablamos de