Sting sugiere un "último paseo" con The Undertaker

Por | |

Sting sugiere un último paseo con Undertaker

Con el título de 'Undertaker: The Last Ride', quedaba claro que la intención de WWE con este documental era vender que aquel "Boneyard Match" del pasado abril en WrestleMania 36 supuso el último combate de la carrera de The Undertaker. Y efectivamente, los minutos finales del "biopic" fueron un tributo en toda regla a la carrera del "Deadman", seguidos de la tendencia #ThankYouTaker en Twitter y un homenaje la semana pasada durante Friday Night SmackDown.

Pero tal promoción de WWE choca con varias declaraciones realizadas por el propio Taker, quien parece dispuesto a volver a calzarse su atuendo de lucha en caso de que Vince McMahon lo necesite. Por tanto, podríamos hablar de un retiro condicionado por las circunstancias. 

WWE

Ergo, ¿qué tal si las circunstancias llevan a que Undertaker se suba al ring en WrestleMania 37 para medirse a Sting? Esta posibilidad ha vuelto a ponerse sobre la mesa durante las últimas horas. Todo a raíz del siguiente tuit de "The Icon".

Sting sugiere un último paseo con Undertaker

► Sting vs. Undertaker en WrestleMania 37: la historia interminable


«¿Quién quiere dar un "último" paseo con Sting?»

Especulaciones, no obstante, diría que fuera de lugar. No tanto porque Sting se desvinculara recientemente de WWE y habláramos de su posible marcha a AEW, sino por la propia negativa de Undertaker, expuesta el pasado mes.

«[...] Ya no tengo la movilidad o la misma destreza que alguna vez tuve y que necesitaría para poder hacer que esa lucha sea excelente y fantástica. Así que, simplemente hay ciertas cosas que es mejor dejarlas en la imaginación».  

Sting
WWE

Como comenté en un artículo, el único motivante (extraeconómico) que tendría Taker para una implicación más sería el calor de los fans, a fin de despedirse mediante un combate tradicional en vivo, no pregrabado o de estilo cinematográfico.

Y considerando la condición física de Sting, esta sería la única vía posible para asegurar su integridad y conseguir que el duelo luciera medianamente digno. "Tras el vivir y el soñar, está lo que más importa: despertar", que diría Antonio Machado.