Pareciera que Bray Wyatt y The Fiend son dos personalidades de la misma persona, pero que chocan entre sí. Un Wyatt que representa la parte más «humana», aquel que vemos en la Firefly Fun House, y un alter ego demoníaco, que es el que le ha conducido a cometer atrocidades y atacar a leyendas y diversas Superestrellas en los últimos meses. 

Este concepto se reforzó cuando WWE preguntó anteayer en su cuenta oficial de Twitter cuál debería ser «la próxima víctima» de «El Diablo». Wyatt la persona contestó con una simple palabra: «Sting». 

Esta tarde, en su aparición en el día 1 de la convención Starrcast III en Chicago, el hombre detrás de Sting, Steve Borden, se refirió a los deseos del ex Campeón WWE. Y concordó, pues también le encantaría que ambos excéntricos colisionaran en el cuadrilátero:

«¿Combates de ensueño? Los gigantes, como Leon White (Vader) contra Braun Strowman sería uno. Me encantaría trabajar con Braun Strowman, personalmente. Creo que podríamos tener algunos buenos combates. Bray Wyatt es otro con los que me encantaría trabajar».

¿Se dará The Fiend vs. The Stinger?


Es cierto que algún momento salió a palestra la posibilidad de que estos dos personajes oscuros de la lucha libre tuviesen un enfrentamiento, allá por la época en que «The Icon» todavía era considerado parte del elenco de WWE.

WWE

Borden, quien declaró anteriormente que en su estancia presionó por un mano a mano con The Undertaker, dio a entender que a pesar de los problemas físicos que le obligaron a colgar las botas, todavía podría tener un último encuentro:

«Todos saben quién sería… Quiero decir, Taker es el único con el que saldría del retiro, por ahora. Nadie más. Simplemente nunca podríamos juntarnos para hacer que esa lucha pase.

«Cuando comencé a hablar con WWE, Undertaker estaba programado para luchar contra Brock [Lesnar] y luego tuve el combate con Triple H y Undertaker estaba teniendo otra rivalidad en ese momento, así que fue una de esas cosas que no pudimos hacer realidad.

Sting vs. Triple H en WrestleMania 31.
Sting vs. Triple H en WrestleMania 31.

«Pero tampoco me arrepiento de que no haya sucedido, quiero decir, enfrenté a Triple H en mi primer WrestleMania y luego luché con Seth [Rollins] por el Campeonato Mundial, así que de ese acuerdo [con WWE] no salí tan mal.

«Pero sí, ahora, la única persona para con la cual volvería al ring es Taker».

Ahora bien, debemos considerar que las probabilidades de un retorno del ex WCW son casi nulas. Sin ir más lejos, el mes pasado, Dave Meltzer dijo que WWE no le permitirá luchar nunca más. Esto debido a que sufre de estenosis espinal. La empresa no se va a arriesgar a empeorar su salud o a que se muera en el ring por una lucha, por muy interesante que ésta pudiera ser. De hecho, el editor dice que ni siquiera se está discutiendo la idea de que pudiera suceder. Así entonces, la lucha quedará en otro «dream match».

Advertisements
Anuncios
Hablamos de