Sismo en Morelos: Reflexión sobre el patrimonio histórico perdido

Por | | ,

El sismo que azotó México el 19 de septiembre pasado ha provocado imágenes de dolor y solidaridad a lo largo de todo el país. Sin embargo, la cobertura mediática ha sido deficiente, pues se ha centrado en sólo algunos sitios de la Ciudad de México, en especial el colegio Enrique C. Rébsamen, donde el «falso rescate» de la niña «Frida» se volvió un reality show.

Los medios mexicanos no sólo han ignorado al huracán María, que está causando devastación en Puerto Rico y las islas del Caribey que podría encontrarse con el huracán José, causando una violenta intersección Fujiwara—, sino también lo que ha sucedido en otros lugares de la república.

Un servidor vive en el estado de Morelos, a pocos kilómetros del epicentro del sismo del 19 de septiembre, y he visto de primera mano las afectaciones causadas (la casa de la derecha y la de la izquierda han sido declaradas pérdida total), no sólo a los habitantes, sino también al patrimonio cultural.

Es triste, sobre todo, ver iglesias del siglo XVI derruidas. Si bien no soy religioso, tampoco soy comecuras, y aprecio mucho el valor histórico y artístico de estas edificaciones que estaban ahí antes de que mis abuelos nacieran y esperaba que siguieran ahí muchas generaciones después de mi muerte.

Junto con los llamados de solidaridad para con los damnificados, también queremos hacer un llamado para que las autoridades no tomen el camino fácil de demoler estas construcciones. Las once que forman parte de la Ruta de los Conventos (Nuestra Señora de la Asunción, de Cuernavaca; Nuestra Señora de la Natividad, de Tepoztlán; Santo Domingo, de Oaxtepec; San Juan Bautista, de Tlayacapan; San Guillermo, de Totolapan; San Mateo, de Atlatlahucan; San Juan Bautista, de Yecapixtla; Santiago Apostol, de Ocuituco; San Juan Bautista, de Tetela del Volcán; Santo Domingo, de Hueyapan; y la Inmaculada Concepción, de Zacualpan) están protegidas por la UNESCO al ser consideradas parte del Patrimonio Cultural de la Humanidad, pero no es el caso con otros conventos como el de San Pedro y San Pablo, de Jantetelco; y el de San Agustín, de Jonacatepec; además de las innumerables capillas que existen en todos los pueblos, y que han sido eje de las comunidades desde tiempos prehispánicos, pues recordemos que las iglesias se edificaron en antiguos centros ceremoniales.

Son todas, además, depositarias de arte invaluable que se remonta a etapas coloniales y que sus propios pobladores han protegido de rapiñas a través de los siglos.

Les dejamos imágenes de la destrucción de estas iglesias y poblados en el estado de Morelos, lugar que las grandes televisoras han ignorado.

Amayuca.
Amayuca.
Amayuca.
Amayuca.
Amayuca.
Axochiapan.
Axochiapan.
Cuautla.
Cuautla.
Hueyapan.
Hueyapan.
Hueyapan.
Hueyapan.
Hueyapan.
Huazulco.
Jonacatepec.
Jonacatepec.
Jonacatepec.
Jonacatepec.
Jonacatepec.
Jonacatepec.
Jonacatepec.
Jonacatepec.
Chinameca.
Chinameca.
Chinameca.
Chinameca.
Chalcatzingo.
San Miguel Huepalcalco.
San Miguel Huepalcalco.
Jantetelco.
Jantetelco.
Jantetelco.
Tetelilla.
Tetelilla.
Tilzapotla.
Tilzapotla.
Tetela del Volcán.
Tetela del Volcán.
Tetela del Volcán.
Tetela del Volcán.
Temoac.

 

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado.

16 Comentarios
Lo último
Lo primero Más votado
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios