Al menos, WWE no dio carpetazo a la rivalidad que mantienen Seth Rollins y Bray Wyatt, tras la tremenda pifia que supuso el final del combate que estos disputaron en Hell in a Cell 2019. Así, la compañía programó una revancha que si está a la altura de lo que verdaderamente esperaban los seguidores de la anterior, podría hacer olvidar en parte aquella infamia.

De momento, la estipulación pinta bien: «Falls Count Anywhere Match», aunque muchos se mofaban del hecho de que el árbitro volviera a detener el choque por algún motivo. Y para zanjar especulaciones, ayer se aclaró este detalle durante Friday Night SmackDown.

Como ya señaló mi compañero William Beltrán, ahora el duelo tendrá que llegar hasta sus últimas consecuencias, según WWE.

Bray Wyatt
WWE

► Seth Rollins o Bray Wyatt: WWE se la juega a una moneda


Por tanto, uno de los contendientes saldrá derrotado. WWE no podrá recurrir a la excusa de que Rollins o Wyatt esté recibiendo demasiado castigo para detener la lucha.

No obstante, una regla absurda, pues da a entender que Crown Jewel lucirá cual circo romano con «The Architect» y «The Fiend» entonando el «Ave César, los que van a morir te saludan» en dirección al palco de Mohamed bin Salmán.

Pero McMahonlandia necesitaba aparentar que esta vez no habrá cortapisas a la hora de dejar que sus gladiadores vayan con todo, después de que el propio Rollins reconociera públicamente no ser tan «cool» como él creía y de tener que escuchar cánticos en favor de AEW al final de la semana más importante de su historia reciente.

Sin embargo, y ya lo apunté bajo una nota, el error reside en la propia concreción del combate. WWE nunca debió enfrentar tan pronto al nuevo Wyatt con el Campeón Universal, pues si la intención, por lo que parece, era intentar proteger a ambos de una derrota limpia, ahora la compañía se encuentra en la tesitura de tener que contentar a los seguidores, a menos que quiera una nueva lluvia de críticas. Y para ello, el estatus de Rollins o Wyatt saldrá perjudicado.

Bray Wyatt
WWE

He ahí la cuestión: ¿perderá Seth Rollins su título, o WWE cercenará todo el aura de monstruo indestructible de Bray Wyatt?

El ex-Shield viene de vencer limpiamente a Brock Lesnar, algo que no es moco de pavo, desde luego, y por ahora, luce como el mayor consentido de la corporación.

Mientras, su rival ha arrasado con todo lo que se la ha puesto por delante, resistiendo una docena de Curb Stomps y un golpetazo con un martillo en Hell in a Cell 2019 que ríanse ustedes de los tiempos mozos de The Undertaker.

¿Una pista, quizás, la dé la nueva marca de Wyatt tras el Draft?

Advertisements
Anuncios
Hablamos de