Las listas. Tan odiadas como amadas por el público. Y tradicionalmente, la que más suscita comentarios cada año es que la que realiza Pro Wrestling Illustrated, histórica publicación que durante décadas pugnó por mantener la magia de la lucha libre alejada de roturas de la cuarta pared. Algo digno de elogiar, desde luego. Aunque no evite caer en cierta estrechez de miras cuando comprobamos que la amplia mayoría de nombres que figuran en su #1 son estadounidenses. Caso del más reciente: Seth Rollins, elegido mejor luchador del 2019 en este célebre PWI 500.

«Unirme por segunda vez a un pequeño grupo de hombres que han coronado esta lista es un verdadero honor. Gracias PWI, y gracias a todos los que apoyan a nuestra industria».

Rollins, como él mismo comenta, vuelve a colocarse en la cima del PWI 500, tras su estreno en 2015. Una cuestionable victoria, considerando el lugar que ocupan ciertos gladiadores en el Top 10.

1. Seth Rollins
2. Daniel Bryan
3. AJ Styles
4. Kofi Kingston
5. Kazuchika Okada
6. Johnny Gargano
7. Roman Reigns
8. Kenny Omega
9. Hiroshi Tanahashi
10. Will Ospreay

PWI 500
WWE

«The Aerial Assassin» el gran relegado


Por cantidad y calidad de combates de julio de 2018 a junio de 2019 (periodo sobre el que se basa el PWI500), podríamos sin duda mencionar a otros candidatos que han hecho mayores méritos que Rollins. Ospreay, por ejemplo, que ya ven, se queda en el #10.

Y más allá de que los títulos supongan un aval un tanto fútil a la hora de valorar el recorrido de un competidor, o de que NJPW no sea tan mediática como WWE, creo que hay otro factor más determinante. Al contrario que Rollins, Ospreay no nació en EEUU, sino en Inglaterra. ¿Hasta cuándo la mayoría de medios yanquis ignorarán a la cantera europea? Caso igual de flagrante que el de Pete Dunne, quien, para más inri, trabaja en WWE. Por suerte, puede que Ospreay abra camino para el cambio.

Hablamos de