A Dusty Rhodes se le considera como uno de los grandes de la lucha de Estados Unidos. Aunque tenía obvias carencias, supo esconderlas para sacar lo mejor de él y convertirse en un ídolo popular y lograr conquistar el preciado Campeonato Mundial de Peso Completo NWA. Además, era tan creativo que logró ser programador en varios territorios, incluyendo WCW en sus primeros años. Antes de su muerte, era el principal responsable de que NXT funcionara tan bien y tuviera un sabor distinto al del elenco principal.

Sin embargo, Rhodes no está excento de críticas, pues en muchos lugares en los que programaba se colocaba como estrella. Y cuando ya era muy grande para ser estrella, colocó a su hijo Dustin Rhodes en luchas importantes en WCW.

En una reciente entrevista para Under The Mat Radio, Ronnie Garvin, que fuera estrella en varios territorios de la NWA y también en la WWF, dio su opinión acerca de Rhodes.

“Dusty Rhodes estaba sobrevalorado. Era el que programaba en más territorios, como en Florida y las Carolinas. No me gustaba lo que muchas veces hacía. Era mucha politiquería, se programó en luchas en las que no debería haber estado y no sacó el mayor provecho del dinero.

“Cuando se ponía como estelar, programaba a luchadores como el equipo Rock n 'Roll Express en ciudades pequeñas, porque no los quería en el mismo lugar. Ellos eran muy espectaculares, así que no los quería en el mismo cartel para que no le robaran los reflectores".

Ronnie Garvin fue uno de los últimos poseedores del Campeonato Mundial de Peso Completo NWA cuando este cinturón se consideraba el más importante del mundo. Su reinado, en 1987, lo logró derrotando a Ric Flair, de quien tampoco tiene muy buenas palabras para dedicarle.

Ronnie Garvin: «Yo no respeto a Ric Flair. Para mí es un tonto»

Advertisements
Hablamos de