Baron Corbin, o King Corbin desde que ganó el torneo de Rey del Ring 2019, sigue empeñado en hundir a Roman Reigns y situarse como cara de Friday Night SmackDown. Y claro, en otro alarde de creatividad de WWE, ya que el sobrenombre del samoano es "The Big Dog", ¿por qué no jugar con ello? Así, durante el episodio de la marca azul del pasado 15 de noviembre, Corbin se burló de Reigns trayendo a cierto individuo disfrazado de perro, al que apalizó. Y la pasada noche, todo fue más allá, pues con ayuda de Dolph Ziggler, los rudos ataron a Reigns a uno de los postes del ring para llenarlo de... ¿adivinan? Sí, comida para perros.

Roman Reigns
WWE

► Haga lo que haga, Roman Reigns atrae miradas


Un segmento de discutible calidad y buen gusto, pero que no obstante, parece haber funcionado a la hora de generar movilizar a la comunidad luchística de internet. Porque de todos los "clips" subidos por WWE a su cuenta oficial de YouTube del show de ayer de SmackDown, es el que cosecha mayor número de visualizaciones (686 mil), por delante del que da cuenta del propio combate que Reigns disputó justo antes contra Ziggler (626 mil).

Reigns ha conseguido situarse en esa categoría en la que militan unos pocos privilegiados, donde cualquier cosa que haga, ya de sea de mayor o menor calidad, atraerá miradas. Y no necesariamente ese buen número de visitas en YouTube significa que los fans aprueben la secuencia que sirvió de cierre a SmackDown.

Ya estamos viendo durante las últimas semanas, por poner un ejemplo cercano, que los "sketches" protagonizados por Lana, Rusev y Bobby Lashley son los más vistos de todas las historias que actualmente forman parte de Monday Night Raw.

En conclusión, el nombre de Reigns consigue que un segmento poco inspirado en su concepción y burdo en su ejecución obtenga unos números bastante considerables. Lógico que ante el panorama actual, WWE parece que decidirá devolver al ex-Shield a los puestos estelares.

Se dice que, con bastante probabilidad, WrestleMania 36 verá al invulnerable Bray Wyatt defender el Campeonato Universal ante Reigns, pues por otra parte, el ahora también llamado The Fiend sólo tendrá en última instancia a "The Guy" como único rival creíble para destronarlo.

Reportes que a priori, no ayudan a generar expectativa sobre un próximo Reigns-Corbin, ya que "The Lone Wolf" será un mero peldaño previo al definitivo ascenso de quien ahora está más cerca que nunca de convertirse por fin en un técnico aceptado por el público, como demostraron ayer los cánticos a su favor.

Aunque igualmente WWE sabe que la gente adora odiar a Corbin. Véase, el interés de la rivalidad se basa en ver cómo este es apalizado por el chico bueno. Una vez más, la lucha libre en su necesaria esencia, por encima de previsibilidad de resultados.

Roman Reigns
WWE
Hablamos de