Hace algunos años en WWE existió la denominadas «corte de los luchadores», donde los atletas del elenco de Vince McMahon se reunían para solucionar sus conflictos y un juez, quien solía ser el llamado líder del vestidor (casi siempre The Undertaker), mediaba la situación con una sentencia para que la problemática se resolviera.

https://superluchas.com/2016/06/26/wwe-entre-bastidores-durante-la-era-de-la-nueva-generacion/

 

Eso ya no ocurre más en los vestuarios de la promoción estadounidense (o al menos no hay señales de eso), pero lo que si se mantiene en pie hasta hoy en día es la figura del líder del elenco, y por lo que sucedió en un conflicto hace varias semanas, se puede decir que el cabecilla actual es Roman Reigns.

En el último boletín del Wrestling Observer, Dave Meltzer informó que Enzo Amore protagonizó un incidente en el autobús del elenco de Raw. Aparentemente, Amore expresó su opinión respecto al negocio de la lucha libre y lo que dijo no le cayó bien a varios de los presentes, a tal punto que Roman Reigns tomó cartas en el asunto y le pidió al Gangster Certificado que se retirase del autobús, para más tarde prohibirle cambiarse en los vestidores de la empresa, esta situación podría afectar el impulso de Amore como luchador en solitario.

Meltzer detalló además que Big Cass «recibe algo de bronca por su punto de vista político, ya que es un fuerte partidario de Donald Trump». No obstante, el periodista reconoció que su situación «es poca cosa al lado de la de Enzo Amore», por lo que su impulso no se vería afectado por la opinión de sus colegas.

Advertisements
Hablamos de