Cuando John Cena clamaba «The Champ is here» a finales de la pasada década, nadie lo ponía en duda. Por aquel entonces, el 16 veces monarca mundial de WWE era la cara indiscutible de la empresa y sus palabras daban a entender que toda la gloria pasaría por él. Como años después sucedió con Roman Reigns y su «This is my yard now». «Chico franquicia» que palidece en comparación con Cena, pero que, técnicamente, pese a su enfermedad, sigue manteniendo su posición. Pese a que Seth Rollins se arrogue tal papel en los últimos meses. Y con desafortunadas declaraciones.

Roman Reigns
WWE

Motivo de que Justin Barrasso de Sports Illustrated no pudiese evitar preguntar a Roman Reigns por este tema.

Hace falta mucho para ser la cara de WWE. No sólo se trata de estar en el ring. Se trata de cómo representas a la compañía, y eso es un trabajo de 365 días al año, las 24 horas del día. Tienes que estar siempre disponible las 52 semanas del año. Pero te digo una cosa, mi hermano lo vale.

Sentí mucho orgullo por él, por lo que hizo en SummerSlam contra Brock Lesnar. Tuvo una de esas semanas donde Internet y la máquina de Twitter se volvieron locos con él, pero supo responder.

Seth nació para la lucha libre, ama WWE. Por eso algunos malinterpretan algunas cosas que dice o cómo las dice, pero las dice de buena fe. Es un trabajador nato. Sí, a veces habla de más, pero tiene un corazón de oro, confía en lo que te digo. Ya sea en Raw o SmackDown, WWE está en buenas manos con él como campeón.

► Roman Reigns tampoco era «cool»


A vueltas con su criticado combate en Hell in a Cell 2019, el término «cool» vuelve a estar en boga. Porque Rollins no fue ajeno a una pancarta vista en este último PPV, donde un seguidor escribió que el Campeón Universal no goza de esta consideración, tan importante hoy día para la lucha libre (uno de los secretos del éxito de AEW) y últimamente difícil de relacionar con WWE. Y parece que «The Architect» reconoce la imagen que transmite a muchos seguidores, mediante una etiqueta: #sethrollinsisnotcool.

Roman Reigns
WWE

Una etapa por la que ya pasó Roman Reigns, quien nunca llegó ser ese ídolo que el Imperio McMahon pretendía, y que sólo luego de su retiro temporal ha obtenido mayor cariño del respetable. Un lógico proceso de empatía sobre el que no faltaron las teorías conspiratorias, por supuesto. Pero Rollins no contará con concesiones extraluchísticas (o eso deseamos por su salud), así que sólo le quedará plantear a WWE una reformulación de su personaje. O simplemente, una vuelta al bando rudo.

Advertisements
Hablamos de