WWE parte con cierta ventaja en su guerra televisiva con AEW. Antes de la «première» en TNT de los Élite, el gigante estadounidense contará con dos episodios de NXT en USA Network para conquistar a todos los espectadores casuales posibles. No obstante, es de suponer que para esa primera batalla del miércoles 2 de octubre, habrá previsto algo importante, a fin de opacar a su rival. ¿Qué tal por ejemplo, un campeón vs. campeón entre Seth Rollins y Adam Cole?

El actual monarca de la marca dorada charló con Lilian Garcia en el podcast de esta, revelando su oponente soñado del elenco principal a día de hoy.

«Normalmente diría AJ Styles, pero ya he trabajado antes con AJ. Así que no quiero escoger a alguien con quien ya he luchado. El tipo con quien de verdad quiero luchar, y al que no me he enfrentado antes, es Seth Rollins. Tuvo su combate de despedida el día que yo firmé con Ring of Honor. Así que nunca pudimos vernos las caras. Ahora mismo es fantástico, lleva años siendo fantástico. Me encanta la mentalidad que tiene acerca de la lucha libre. Y Twitter tiene bastantes ganas de que este combate ocurra. Seth y yo hablamos. No mucho, pero cada vez que coincidimos en el mismo vestidor, hablamos un rato. Él también dice cosas buenas de mí. Es sin duda uno de los mejores del mundo».

WWE

NXT necesitará nombres estelares

Un servidor ya viene señalando la gran carencia del producto controlado por Triple H de cara a competir con AEW. Actualmente, su elenco no cuenta con la popularidad del de los años de Kevin Owens, Finn Bálor, Shinsuke Nakamura o Samoa Joe, gladiadores que propiciaron el auténtico salto de calidad; básicamente, gracias a ellos NXT pudo consolidarse como marca. ¿Entre Johnny Gargano o Kenny Omega, a quién creen que elegiría el gran público? De ahí que un buen recurso sería devolver a estos a su «origen», donde podría caber Rollins; recuerden, primer Campeón NXT de la historia.

WWE

Aunque primero, Cole tiene defensa a la vista. El 4 de septiembre se enfrentará a Jordan Myles (más conocido como ACH), ganador del NXT Breakout Tournament. A priori, un supuesto trámite, pero que al menos servirá para que los aficionados disfruten de otro gran combate. Un factor que NXT ya posee, y en enormes cantidades, pero que no será suficiente para batir a AEW.

Advertisements
Hablamos de