Anuncio

Resultados PROGRESS World Cup - Ochos países mundialistas por la gloria

Compartir es bueno
Share on facebook
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Anuncio

El mundo se encuentra en plena fiesta mundialista, así que sabiamente PROGRESS aprovechó toda la emoción para crear su propio mundialito de lucha, reuniendo a 8 hombres provenientes de naciones que hayan clasificado al Mundial de Fútbol de Rusia 2018 para hacer un torneo temático con duración de una noche y con una oportunidad titular en juego para el triunfador. No habían grandes nombres, pues esto era más como un escaparate de talentos poco vistos en Inglaterra, lo cuál le agregó cierto interés a la velada por conocer a nuevos luchadores internacionales.

PROGRESS-World-Cup-04

Así, que acompáñenme a un análisis lleno de pésimas referencias futboleras de esta noche luchística. Estos son los resultados y análisis de la PROGRESS World Cup.

Glen Joseph y Dahlia Black estuvieron en la mesa de comentaristas.

Cuartos de Final

Chuck Mambo (Inglaterra) derrotó a Ruslan (Rusia)

PROGRESS-World-Cup-Ruslan-Mambo

El desempeño de Ruslan fue lo que yo esperaba de Rusia en el Mundial de fútbol: un desastre, cayéndose a pedazos desde un inicio. Claro, me terminé equivocando con lo del fútbol. Chuck Mambo también andaba muy descuidado, como buen inglés en un Mundial, pues pareíia estar evocando los espíritus de Joe Hart y ‘Calamity’ James, equivocándose en momentos clave.

La lucha fue terrible y lo peor es que duró casi 15 minutos. Ruslan estaba muy nervioso y el poco experimentado Chuck Mambo no tenía idea de cómo ayudarle. Lograron recuperarse hacia el estrecho final pero ya habían apestado el lugar y cuando Mambo ejecutó su gutbuster, la lucha ya hace mucho que se había muerto. La peor lucha de PROGRESS en el año. Fue algo así como el Nigeria vs. Croacia de Fase de Grupos. Calificación: *½

‘Bad Bones’ John Klinger (Alemania) derrotó a Oliver Carter (Suiza)

PROGRESS-World-Cup-Klinger-Carter

En el fútbol, Suiza no es conocido por ser un equipo espectacular o arriesgado, pero aquí en el ring, Oliver Carter demostró ser todo lo contrario; es la primera vez que veo a Carter y me dejó una muy buena impresión por su gran agilidad, era más parecido a ver jugar a un Shaqiri que a un Behrami.

John Klinger es genial y lo demostró ante el público de PROGRESS, trabajando una buena lucha con Carter en la que tal vez no haya habido mucho dramatismo, pero sí tuvimos una ejecución adecuada dentro del cuadrilátero. La clave para Klinger fue telegrafiar las movidas aéreas de Carter, quien aterrizó una genial desnucadora resorte saltando desde la tercera, pero en sus siguientes lances, Klinger estaba listo para apartarse o responder con algún ataque, sobretodo porque el suizo se tambaleó en más de una ocasión y crucialmente, hacia el final, un tambaleo fue suficiente para que Klinger lo recibiera con un half nelson suplex, un John Woo dropkick y un Rompecódigos desde la tercera. Eficiencia alemana, nunca falla (excepto ante México y Suiza en el Mundial). A pesar de la derrota, el público le pidió a Carter, en forma de cántico, que por favor regresara a PROGRESS. Lucha reñida estilo España vs. Portugal. Calificación: ***½

Adam Brooks (Australia) derrotó a Einar Ironside (Islandia)

PROGRESS-World-Cup-Brooks-Ironside

Ironside entró con la porra islandesa de las palmadas locas, esa que los hiciera tan populares durante su hermosa participación en la Eurocopa del 2016.

Es la primera vez que veo a Ironside y de hecho, si Dahlia no mentía en los comentarios, es la primera vez que lucha en Reino Unido; y aunque al principio se veía nervioso, me dejó una grata impresión con su look, actitud y moveset poco ortodoxo. Creo que Brooks no le estaba ayudando mucho y más bien estaba haciendo el mínimo esfuerzo: lo noté desganado y aburrido. Todo lo contrario a la Australia mundialista, que aunque no traía mucha calidad, siempre se murió en la raya.

Y al igual que su selección nacional, Ironside luchó con corazón hasta el final, siendo inteligente y ordenado en su accionar. El islandés casi se lleva la victoria tras recibir el Swantom Bomb de Brooks con las rodillas para luego gritar cual macho vikingo ‘Por Valhalla’ y ejecutar un brutal DDT giratorio (estilo Blade Runner de Jay White). Inteligentemente Brooks rodó fuera del ring tras recibir la movida (de lo contrario ahí quedaba) y como todo un marrullero, usó las cuerdas para lastimar a Ironside, picarle los ojos y darle un DDT. Brooks continuó el ataque con unas patadas al esquinero y un brainbuster a la rodilla. Disfruté bastante esta lucha, fue como un Marruecos vs. España del Mundial. Calificación: ***

Naoki Tanizaki (Japón) derrotó a ‘Fantastic’ David Francisco (Portugal)

PROGRESS-World-Cup-Tanizaki-Francisco

La entrada de Francisco fue, como su apodo, fantástica. Y eso no fue todo, Francisco le prohibió a Jim que lo presentara en portugués (había estado presentando a cada participante en su lengua natal) y durante la lucha, Dahlia habló acerca de cómo Francisco no estaba aquí para representar a Portugal, sino por querer la gloria individual.

Y efectivamente, Francisco demostró ser todo un rufián con la arrogancia de Cristiano Ronaldo; manipuló al público para que lo estuvieran siempre abucheando y eso ayudó a que el explosivo comeback de Tanizaki fuera más emocionante, con un público feliz por ver cómo el nipón le pateaba el trasero al portugués con una serie de rodillazos, patadas y un Teabag Driver para la victoria. Una lucha clásica entre el arrogante intentando humillar a su rival pero recibiendo su merecido al final. Fue como un Argentina vs. Croacia. Calificación: ***

Semifinales

Chuck Mambo (Inglaterra) derrotó a ‘Bad Bones’ John Klinger (Alemania) en Tiempo Extra

Ah, el eterno rival de Inglaterra en el fútbol: Alemania. Tantas hilarantes historias de ingleses quedándose cortos ante el dominio teutón, cosa que casi se repite en este Mundial de PROGRESS de no haber sido por la ayuda descarada del anfitrión.

El siempre iluso público inglés coreó lo mismo que están coreando en Rusia: 'It’s coming home' (regresa a casa) y eso motivó a Mambo para no sucumbir ante el aplastante dominio de Bad Bones, quien con maestría tuvo el control del 90% de la lucha. Estos dos trabajaron muy bien, acumulando drama hacia el eventual comeback de Mambo que parecía nunca llegar. Ambos intercambiaron movidas, pero cada vez que Mambo acumulaba impulso, Klinger lo frenaba con un fantástico counter y hacia los minutos finales, comenzó a utilizar llaves de rendición para intentar acabar la lucha. El inglés nunca se rindió y aguantó hasta que el tiempo límite de 15 minutos expiró.

Jim Smallman tomó el micrófono para decir que ‘no se podían ir a penales’ (claro, los ingleses apestan tirando penales) y por eso iba a haber un tiempo extra de 5 minutos. Como Klinger tuvo que soltar la llave para escuchar el indignante anuncio, Chuck ya estaba de pie para golpearlo y enredarlo en un European Clutch para la cuenta de tres. Al igual que en la final de Inglaterra de 1966, el seleccionado necesitó de ayuda descarada para poder derrotar a Alemania. ¿Para qué hay tiempo límite si se iban a dar minutos de ‘Tiempo Extra’? Qué clase de robo es éste. Esta lucha fue como el reñido Suiza vs. Serbia, definido por un gol de casi último minuto. Calificación: ***½

Pero Bad Bones estaba muy frustrado y desquitó su ira contra Mambo, arrojándolo al poste y dándole de sillazos en la pierna.

Adam Brooks (Australia) derrotó a Naoki Tanizaki (Japón)

En un partido de fútbol, siento que estas dos naciones dejarían el alma en la cancha y brindarían un partido que, aunque técnicamente deficiente, sería muy entretenido, de ida y vuelta. Sin embargo, ese no fue el caso de Brooks vs. Tanizaki, que salieron a dar una lucha genérica. Otra vez sentí que Brooks, a pesar de toda su calidad, no le echó ganas: justo lo opuesto a lo que vimos a la ya eliminada Australia en Rusia 2018. Brooks dominó, Tanizaki sacó de la nada una Tumba Rompecuellos y un Teabag Driver pero el australiano hizo kickout en ambas ocasiones, para luego distraer al referí, patearle la entrepierna al nipón y acabarlo con un Canadian Destroyer y un Brainbuster a la rodilla. Decepcionante contienda, en la que ya sabías por dónde iba el asunto, algo así como el Bélgica vs. Inglaterra. Calificación: **¼

Maverick Mayhew y Connor Mills derrotaron a Besties in the World (Davey Vega y Matt Fitchett)

PROGRESS-World-Cup-Mayhew-Besties

Un pequeño descanso del Mundial en el que vimos el debut en PROGRESS de los Besties in the World, una pareja que ha explotado en el 2018 con actuaciones en compañías como AAW, RPW, FCP, Wrestling Revolver, entre muchas otros. Son geniales, atléticos, carismáticos y entran con ‘Truly Madly Deeply’ de Savage Garden, es decir, son una combinación perfecta para PROGRESS.

La lucha fue bastante entretenida y caótica, en donde los relevos eran casi inexistentes pues estos cuatro andaban dando piruetas por doquier y realizando bonitas combinaciones. En especial disfruté del trabajo de Matt Fitchett, quien causó sensación con sus impresionantes patadas atléticas. El problema es que algunos momentos de la lucha salieron sobrando, extendiendo su longitud de manera innecesaria y provocando ciertos puntos muertos. Mayhew y Mills obtuvieron la victoria con una combinación de Superkick + Code Red. Definitivamente quiero volver a ver a Besties in the World en PROGRESS, aunque con el complicado y largo torneo del Thunder Bastard rumbo a Wembley que se está llevando a cabo, creo que no hay lugar para ellos por el momento. Esto fue como el México vs. Alemania, diversión sin control, de ida y vuelta. Calificación: ***½

El PROGRESS World Cup fue una muy creativa herramienta para presentar a nuevos talentos internacional al público de PROGRESS y encumbrar a Chuck Mambo, quien desde Super Strong Style 16 viene dando muy buenas demostraciones luchísticas. Aunque no creo que mi interés por Mambo haya subido o bajado al ver este evento: sí tuvo buena actuación de técnico, pero se vio mal en la abridora y en la final no me terminó de convencer. De cualquier modo, Chuck es uno de esos luchadores que te alegra ver porque tiene un arsenal de movimientos llamativos, una música genial y evoca gran energía. El MVP de la noche fue indiscutiblemente John Klinger, a quien espero podamos ver muy pronto en Capítulos de PROGRESS. ¿Será este el futuro? ¿Será un presagio de Inglaterra ganando el Mundial? No lo creo.

Anuncio