Anuncio

Réquiem por El Mercenario, gloria del Pavillón Azteca

Compartir es bueno
Share on facebook
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Anuncio

Réquiem por El Mercenario: El pasado sábado 9 de mayo se confirmó la triste noticia del fallecimiento del gladiador Hugo López, mejor conocido por su alter ego, El Mercenario. Quien en vida formara parte de una época dorada dentro de la lucha libre, la que se vivió a mediados de los ochentas en el Pavillón Azteca.

Réquiem por El Mercenario
Réquiem por El Mercenario

►Réquiem por El Mercenario

Nacido en Reynosa, Tamaulipas, pero avecindado en Xalapa, Veracruz, el joven que algún día sería El Mercenario debutó a finales de la década de los sesentas del siglo pasado, después de ser instruído por Heraclys Fernely. Sin embargo no fue sino hasta los setentas cuando el joven comenzó a tomar notoriedad, tanto en Xalapa como algunas incursiones al centro del país.

Usando nombres como el de Júpiter y Blue Angelo, el luchador comenzó a tener cierta relevancia. Incluso, con éste último logró llegar a ser estelarista de la popular Arena Bravo, donde apostó y perdió su máscara contra el príncipe de seda, Huracán Ramírez dando a conocer por única ocasión en su carrera su rostro el 24 de julio de 1974.

Huracán Ramírez vs. Blue Angelo, Arena Bravo 24/07/1974
Huracán Ramírez vs. Blue Angelo, Arena Bravo 24/07/1974
Huracán Ramírez vs. Blue Angelo, Arena Bravo 24/07/1974
Huracán Ramírez vs. Blue Angelo, Arena Bravo 24/07/1974
Huracán Ramírez vs. Blue Angelo, Arena Bravo 24/07/1974
Huracán Ramírez vs. Blue Angelo, Arena Bravo 24/07/1974

Un verdadero ídolo en Xalapa el luchador dejó huella al conquistar el Campeonato de Peso Welter del Estado de Veracruz en repetidas ocasiones, sin embargo, al llegar a la capital, se trasformaba en un rudisimo. 

Debutó en el Pavillón Azteca en su primera temporada, en 1983, su paso por el elenco de los también llamados Súper Libres dejó muchos recuerdos para la afición de aquel mítico inmueble. 

Junto a Animal, salvó su máscara en aquella mítica función en el Estadio Azteca, la llamada Lucha Libre en Tercera Dimensión, el 21 de agosto de 1983 en el torneo de parejas, donde fueron despojados de su tapa El Puma (Balderrama) y Zar de la Muerte (Juan Ruiz).

Sus luchas al lado de Puma Balderrama y Barba Negra (que eran programados como Los Mastines) contra el trío Fantasía (Súper Ratón, Tigre de Bengala y Súper Muñeco) marcaron a toda una generación. Sus duelos por el Campeonato Mundial de Tríos AWWA fueron determinantes en la carrera de los seis gladiadores. Aún se recuerdan esas verdaderas carnicerías.

20 de enero de 1985, El Mercenario expuso el Campeonato Mundial de Peso Welter AWWA ante Súper Ratón, éste resultó nuevo monarca.
20 de enero de 1985, El Mercenario expuso el Campeonato Mundial de Peso Welter AWWA ante Súper Ratón, éste resultó nuevo monarca.

De manera individual, en diferentes ocasiones cazó a Súper Ratón para disputarle el Campeonato Mundial de Peso Welter AWWA, sin éxito alguno. Sin embargo sí se hizo del título welter, cuando dicho cinturón estuvo vacante, y lo disputó en una final ante Popeye en septiembre de 1984. A principios de 1985, intentó defenderlo ante el roedor, quien ante un pletórico Pavillón se impuso recuperando el título. Otro gran rival que se le recuerda es el también fallecido Dardo Aguilar.

Réquiem por El Mercenario, gloria del Pavillón Azteca 1
El Mercenario flanqueado de otras dos figuras rudas del Pavillón, Nahur Kaliff y Ángel Blanco. Circa 1983

Cuando terminó el Pavillón Azteca, El Mercenario regresó a Xalapa, y también hizo campaña por el norte del país, especialmente en Monterrey y Saltillo. Al igual que la mayoría de los Súper Libres buscaron ingresar al elenco de El Toreo de Cuatro Caminos. Sin embargo, al haber sido tantos los gladiadores, pocos se pudieron aguantar las pocas oportunidades que tuvieron, y más con la crisis que tuvo Lucha Libre Internacional en 1994, cuando cerraron.

El Mercenario siguió teniendo apariciones en el centro del país hasta bien entrado este nuevo siglo, continuando su rivalidad con Súper Ratón, sin embargo nunca se concretó el duelo de máscaras. 

Hugo López, el hombre detrás de la máscara, tuvo dos hijos en relaciones diferentes, ambos jóvenes optaron por la lucha libre: Hijo del Mercenario y Mercenario Jr. Él siempre se mostró orgulloso, aunque debido a los problemas internos, nunca pudieron estar juntos. Sin embargo él le pidió al decano reportero de SÚPER LUCHAS, Juan Arroyo, por ahí de 2011 que le hiciera unos montajes con sus dos vástagos. El resultado no fue del todo bueno, pero nos encontramos lo encontramos y lo compartimos.

Réquiem por El Mercenario, gloria del Pavillón Azteca 2

Descanse en paz Hugo López, todo el equipo de SÚPER LUCHAS se une a la pena que embarga a familiares y amigos del gladiador, deseando pronta resignación a sus deudos. Nos queda claro que El Mercenario vivirá por siempre en la memoria de la lucha libre mexicana.

Anuncio