Renee Young ha sabido llorar y hasta estallar en redes sociales con varios mensajes por las críticas que recibe. En Internet, lo que la mayoría de la gente opina es que no hace bien su trabajo como comentarista en WWE Raw, pero ella no se estresa.

La rubia, esposa de Jon Moxley, quien recientemente casi pierde la vida por segunda ocasión en sus 33 años, fue abierta en una reciente entrevista y confesó que ya no se estresa con las críticas, en especial si vienen de su ambiente laboral, es decir, tras bambalinas en la WWE.

Estas fueron sus declaraciones en una entrevista que tuvo con Alicia Atout, entrevistadora de All Elite Wrestling, para su canal de YouTube AMBY Interviews:

«Antes de que yo llenara ese espacio vacío y luego de que me apoderara de ese papel, me sentía como si no hubiera sido preparada para estar allí. Nunca había sido comentarista, ni siquiera en NXT, así que estoy aprendiendo esta habilidad, completamente nueva para mí en Monday Night Raw. Así que yo me digo que no tengo ninguna presión encima, que solo tengo que salir allí y pasarla genial, romperla. Y así es que es cool. Hay días buenos, y hay días malos, y siempre estoy abierta al aprendizaje. Siempre estoy abierta a las críticas.

WWE

«Pero, entonces, creo que a veces hay que tener cuidado con la cantidad de críticas que aceptas y la medida en lo haces. Porque, incluso si ha salido bien, voy tras bambalinas después de Raw y me encuentro con 5 o 10 personas quieren darte su opinión respecto a cómo lo hiciste y no puedes aceptar las opiniones de todos. Tienes que saber cortar de raíz algunas de ellas y navegar por esas aguas. Pero sí, es agradable ser honesta contigo misma y ser honesta con otras personas. Porque al final, sí, estoy desempeñando un papel y estoy tratando de sacarle el mayor provecho al mismo».

Advertisements
Hablamos de