La WCW, y en especial Monday Nitro había tenido muchas noches de gloria, sobre todo esas ochenta y tantas en las que estuvo arriba en el rating que Raw. Sin embargo, malas decisiones en la forma de llevar las rivalidades, una visión miope de lo que los aficionados querían ver, además de los cambios que pasaban en la empresa dueña de WCW, TBS que se fusionaba con Warner y AOL, terminaron por llevar al traste a la empresa. El fin de la guerra de los lunes por la noche había llegado.

26 de marzo de 2001

Como platicamos en nuestra anterior entrega, la sorpresiva compra de WCW por su competidora WWF sacó de balance a todo el mundo luchístico: aficionados, prensa y sobre todo luchadores, que no tenían claro que iba a pasar con ellos. Nadie de las oficinas de WCW había tenido la decencia de comunicarles nada y por eso había mucha incertidumbre.

La llegada de Shane McMahon tranquilizó a algunos gladiadores, como lo comentó Konnan. David Crockett, hijo del fundador de WCW, y que era parte aún de la empresa, fue el encargado de darle la bienvenida de una manera amable, y tanto vencedor como vencido mostraron el respeto debido para la condición del otro.

Pero Shane no llegó sólo para el episodio final de WCW Monday Nitro, sino una buena parte del talento creativo de la compañía, entre otros estuvieron Bruce Prichard y Gerald Brisco, quienes de inmediato reconocieron a varios de sus conocidos tras bastidores: Jimmy Hart y Arn Anderson, a quienes escucharon y dieron órdenes de como iban a hacer el último evento.

Arn Anderson, Bruce Prichard y Jimmy Hart
Arn Anderson, Bruce Prichard y Jimmy Hart en backstage durante el último Nitro.

Sin embargo el personal de producción del programa sabía que para ellos sí era una despedida. De hecho se cuenta que muchos de los empleados de producción, después de saber la venta a WWE estuvieron llevándose desde recuerdos de la empresa hasta las engrapadoras y demás artículos de oficina. Así que la producción no escatimó nada y echó la casa por la ventana para el último Nitro en Panama City, Florida. La pirotecnia usada durante la última emisión de Nitro fue superior a la de un PPV de WCW, iluminando las hermosas playas floridianas.

Recordando el episodio final de WCW Monday Nitro

Bruce Prichard, quién asumió el rol de productor en jefe del último programa recordó en algún momento:

«La premisa del último Nitro era tener un final feliz. Dejar un buen sabor en la boca de todos y darles un poco de nostalgia».

Y después del segmento de Vince donde habló del destino de la empresa y de los luchadores en sus manos, desde Cleveland, casa de Raw ese lunes, las acciones comenzaron en Panama City, y la mejor forma de empezar, y cerrar una era, fue con el símbolo de la empresa, Ric Flair, quién con emotivas palabras puso a vibrar a los pocos cientos de aficionados que estuvieron reunidos ese día:

«¡WHOOOOOO! ¿Acaso aquí Vince McMahon dijo que iba a tener a WCW en la palma de su mano? ¿Eso es lo que dijo? ¿Eso significa que vas a tener a Jack Brisco, Dory Funk, Harley Race, los Road Warriors, Sting, Luger, The Steiners, Ric Flair, Steamboat, eso significa que nos tendrá a todos en la palma de tu mano? Para respondertelo en una frase: No lo creo… 

«He sido catorce veces Campeón Mundial, para la mayor organización de lucha en el mundo, WCW.

«Nosotros, estoy hablando de los Stings, los Steamboats, los Steiners, los Road Warriors, estoy hablando de mi mejor amigo Arn Anderson y los Four Horseman («WHOOO!»), hemos estado a la par, y hemos sido superiores a cualquier organización de lucha libre en el mundo…

«No puedes tener la vida de estás personas en tus manos. Somos la mejor compañía de lucha libre de todos los tiempos. Lo voy a decir de nuevo: no puedes controlarnos a nosotros ni a nuestro futuro. Y para terminar, déjenme decir esto: En todos mis años en este deporte, mi mayor oponente en esta compañía ha sido Sting. Esta noche, vamos a salir con una nota alta, Stinger, The Nature Boy te quiere justo aquí en el medio del ring, porque Sting, Sting, mi mayor oponente, Sting, es tu última oportunidad de ser el hombre. Para ser el hombre, debes vencer al hombre, ¡¡¡¡¡¡Y yo soy el hombre!!!!!  ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡WHOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!!!!!”.

Como se había anticipado, esto sería una Noche de Campeones, donde todos los cinturones estarían en disputa, y que mejor que empezar con los dos más importantes: Una lucha de monarca con monarca se pactaba:

1─ Scott Steiner, Campeón Mundial de Peso Completo WCW vs. Booker T, Campeón de los Estados Unidos WCW

La situación en los vestidores empezaba a tomar forma, y mientras Booker T era alabado por la curia de WWE, Steve Ray no tanto, éste último entendió que el final del Harlem Heat había llegado y antes de que comenzara la lucha de Booker, se fundió con él en un abrazo fraterno, deseándole lo mejor.

Y lo mejor sucedía: en el ring, Booker vencía relativamente fácil a Steiner en poco más de cinco minutos para convertirse en doble monarca, y de cara a un futuro incierto.

Al mismo tiempo, en Raw, Vince, quién supuestamente está viendo Nitro junto a Trish Stratus, se está burlando de varios luchadores (decimos supuestamente porque ninguno de esos gladiadores tomó parte de Nitro, ni salieron a cámara): Lex Luger, Road Warrior Animal, Dustin Rodes, Buff Bagwell y Jeff Jarrett, a quién de hecho despide en ese momento en televisión, sin que el gladiador supiera a ciencia cierta la razón, aunque se intuye que fue la forma en que Doble J abandonó la WWF un par de años antes.

2─ Lucha calificatoria por el Campeonato Mundial de Parejas de Peso Crucero WCW
Shannon Moore y Evan Karagias vs. Billy Kidman y Rey Misterio Jr. vs. The Jung Dragons (Kaz Hayashi y Yang).

Los pesos crucero de verdad pusieron en el mapa a la WCW desde que en 1992 Jushin «Thunder» Liger había establecido la velocidad y los castigos de poder como el futuro de la lucha libre en los rings estadounidenses al tener una rivalidad por demás épica con Brian Pillman. Así que muchos de los gladiadores que siguieron sus pasos tenían ahora la oportunidad de mostrarse por última vez en un verdadero espectáculo aéreo en el episodio final de WCW Monday Nitro. Al final ganaron Misterio y Kidman el derecho a disputar el título posteriormente en la noche.

Vince de verdad quería que todo lo que tuviera que ver con WCW lo odiara, pues también apareció tras la pausa comercial en el episodio final de WCW Monday Nitro hablando por teléfono con un abogado:

«No, créanme, de todos los lugares que podrían haber elegido, eligieron para su transmisión final estar en algún lugar de idiotas cerveceros en algún lugar en el centro de Florida».

3─ Campeonato Mundial de Peso Crucero WCW
Shane «Sugar» Helms (c) vs. Chavo Guerrero Jr.

Aunque el clima en general era de nostalgia, había mucho interés de parte de algunos luchadores por mostrarse lo mejor posible, tanto por su futuro inmediato como por sentir cierta deuda con el público de WCW, uno de ellos fue Shane Helms quién defendió de manera brillante contra Chavo Guerrero el Campeonato Crucero. Una lucha intensa y llena de castigos de poder realmente increíbles, quizá la mejor de la velada, salvo por la emotividad de la estelar.

Tras una pausa comercial, Booker T, que al coronarse doble monarca, había asegurado el visto bueno de la WWF, y a quién posiblemente ya se la había revelado algo sobre los planes de la «Invasión» futura dijo:

«Este puede ser el final de un capítulo. Pero quedan muchas, muchas páginas en este libro. A partir de este momento, demostraré que soy el mejor que este negocio tiene para ofrecer, y si alguien quiere probarme, vénzanme como hombres. Demostraré que soy el mejor para todos y cada uno de los suckas, y como digo siempre y en cada oportunidad: No odies al jugador… Odia el juego«.

Booker T WCW

Sin embargo, mientras unas dudas eran esclarecidas, surgían más y de diferente nivel. En Cleveland, tras bambalinas, WWE había puesto televisores sintonizando el episodio final de WCW Monday Nitro para que todos se enteraran de lo que pasaba en La Florida.

Matt Hardy recuerda como vivió esas horas:

«La incertidumbre para nosotros (en WWE) era: ‘¿Cómo serán nuestras vidas sin competencia?’ Siempre era factible ir a la WCW si había un problema con WWE. Ahora, no tendríamos esa opción. Entonces me preocupaba que, con un monopolio, íbamos a perder nuestro poder de negociación».

Y no era para menos, en el siguiente segmento, Michael Cole trata de entrevistar al Jefe, quién sigue divirtiéndose con Trish. Cole le manifiesta que muchos luchadores y aficionados están mortificados porque Vince McMahon mate el legado de WCW, Vince contesta:

«No se mortifiquen, sus miedos son más que justificados.» Y le suelta a Cole:

«¿Cómo te sientes con respecto a la seguridad de tu trabajo? ¡Vete al demonio!»

Continuará…

 

Advertisements
Hablamos de