Suena el teléfono en la oficina adyacente al célebre calabozo de los tormentos de la familia Hart, el mentor de la familia y conocido promotor de Calgary, Stu Hart contesta:

─Stu Hart al habla.
─Stu, soy yo Gene Kiniski, tú Campeón Mundial. Sólo para avisarte que o me aumentas la paga o no vuelvo a pisar tu territorio en lo que me queda de vida.
─Pero… Te pago bien, ganas más que el resto de mis estrellas juntas. En buena parte eres el canadiense más famoso del mundo por nuestra promoción.
─Ni hablar, ya dije, o me doblas la paga o no vuelvo a luchar. Ah, por cierto felicita a tu hijo Owen por su próximo cumpleaños de mi parte.
Tras colgar abruptamente el aparato telefónico, Stu sólo atina decir:
─¡Ese pequeño bastardo lo hizo otra vez!

Envuelto en una familia gigante, el más pequeño de los doce hermanos Hart aparece aún en los brazos de su madre

Ese era el talante bromista de un niño llamado Owen Hart que nació en la lucha libre y por la lucha libre, el menor de una docena de hermanos donde el deporte espectáculo era el factor en común. Nacido el 7 de mayo de 1965, el niño seguramente aprendió primero a caer en la lona que a hablar de manera apropiada.

Entendió mucho de la importancia de la psicología en este deporte tan peculiar, donde el público está tan involucrado con los gladiadores, pero también aprendió a ser un luchador aéreo de los mejores: Dynamite Kid, Satoru Sayama y varios japoneses que incursionaron en Canadá; aprendió técnica de su propio padre y de sus hermanos mayores: Bruce, Keith y Bret; aprendió a ser un busca bullas también de lo mejor que pisó la famosa Stampede Wrestling: Bad News Allen (Búfalo Allen en México), Ángel Acevedo (El Asesino Cubano), Abdullah the Butcher y tantos más. Forjando un luchador puramente natural.

En la escuela preparatoria jugaba futbol americano además de luchar de manera amateur, consiguiendo ser Campeón a nivel local y de todo el territorio de Alberta. Sin embargo debió de haber sido mucho para un jovencito que alrededor de los quince años de edad ya manifestaba cierto hartazgo de la losa que se le había puesto sobre los hombros, pues llegó a manifestarle a su novia de ese entonces, Martha (futura esposa y hoy viuda del gladiador):

Estoy cumpliendo el sueño de papá. Soy un luchador amateur e iré a los Olímpicos… pero odio esto. Siempre he tenido este sentimiento: Cuando voy a casa quiero complacer a mi padre…. Pero debería de decir: Yo no quiero esto.”

Una familia muy unida, tan unida que ni cuando salían olvidaban a la mascota como uno más de ellos. Owen carga aquí al albino compañero de travesuras.

Sin embargo, el joven era ya, compañía inseparable de sus hermanos Bruce y Keith por sus giras. En algún evento en Hawaii, el futuro Campeón Intercontinental WWF, incursionó al cuadrilátero cuando Bruce y Neith fueron atacados por una horda de aficionados. Tras la trifulca, Owen de escasos catorce años terminó con el ojo morado.

Pequeños lugares lo vieron debutar cuando tenía dieciséis años, luchando siempre encapuchado como Bronco, para no perder su condición de elegible en las competencias de lucha amateur.

A la hora de escoger una carrera universitaria, Owen optó por Educación Física, pretendiendo dedicarse a la docencia en esa materia. Su relación con Martha se hizo más formal y en una ocasión Bret preguntó a su hermano sobre su interés por el pancracio profesional:

─ ¿Quieres luchar, verdad Owen?
Martha respondió por él:
─ Por supuesto que no, él será maestro. La lucha libre está fuera de su vida.

La lucha en Stampede pasaba por un bache: los ídolos de la empresa habían migrado a Estados Unidos, principalmente a la World Wrestling Federation que en ese tiempo comenzaba una nueva etapa bajo el mando de Vince McMahon Jr., así Bret Hart, Jim Neidhart, Davey Boy Smith, Dynamite Kid, Bad News Allen y varios más dejaron de luchar de tiempo completo en la empresa, haciendo que la afición sintiera un vacío. Bruce lo sentía, así que azuzó a su hermano menor a ingresar al negocio familiar. Owen ofreció resistencia, pero estudiante universitario y recién casado, urgido de dinero pues, no tuvo de otra que aceptar la propuesta e ingresar a la jaula de doce sogas para ganarse la vida en mayo de 1986.

El que lo hereda no lo hurta, Owen traía en sus venas la sangre de la lucha libre

Mike Shaw (Bastion Booger en WWF y Aaron Grondy en México), afirmó que nunca conoció a un luchador que fuera tan querido legítimamente por una afición como Owen era querido por la gente en Stampede. Alguna vez Shaw usó un tenedor en contra de Owen, y el resultado en las propias palabras del gigante fue que:

“Toda la gente salió llorando del pabellón. Chicos y chicas de la primera fila eran un mar de llanto. De verdad lo amaban. Era el bebé Hart, el chico del pueblo.”

Sus rivalidades en ese tiempo dejaron huella profunda en la afición, incluyendo la que tuvo con su cuñado Ben Bassarab y la futura leyenda japonesa Hiroshi Hase. Los tiempos muertos en la empresa familiar, eran ocupados por Owen para asistir a funciones de WWF con su hermano Bret y su cuñado Jim Neidhart, siendo incluido en algunas luchas no televisadas con el nombre de Owen James. De acuerdo a Bret, aunque Owen dejó un gran sabor de boca entre los aficionados y el resto del roster, Vince no se convenció de dejarlo de tiempo completo por la juventud del menor de los Hart.

Hiroshi Hase fue pieza fundamental en la carrera de Owen Hart, aquí en un enfrentamiento en Stampede Wrestling cuando el primero luchaba como Viet Cong Express I

Su primera gran gira internacional llegó en 1987, cuando el gladiador fue recomendado por Hiroshi Hase para llegar a New Japan Pro Wrestling, donde alternó con lo mejor de la empresa del león: Tatsumi Fujinami, Keiji Muto, Super Strong Machine, Yoshiaki Fujiwara y el mismísimo Antonio Inoki.

Aunque para el 27 de mayo de 1988, Owen ya había ganado prácticamente todos los títulos que se disputaban en la empresa familiar, en realidad no había obtenido el reconocimiento internacional que ya merecía. Así que después de un intento fallido contra Kuniaki Kobayashi por el Campeonato Mundial de Peso Completo Junior IWGP, su segunda oportunidad llegó en esa fecha contra Hiroshi Hase, sorprendiendo a propios y extraños y ciñéndose su primera gran corona.

Owen en sus tiempos en New Japan

A la par, en ese mismo 1988 fue más común verlo en WWF. Según Bret, él insistió mucho a Vince para que lo contratará, y cuando Vince comentaba que se veía muy joven, Bret le propuso usarlo como enmascarado y que fuera su versión estadounidense de Tiger Mask. Vince se enganchó con la idea y le pidió a Bret que buscara junto con Owen un nombre que se refiriera a un ave o un cohete y que hicieran diseños del equipo, sólo le pidió que el equipo debía de estar acompañado de una capa gigantesca. Blue Blazer y Blue Angel fueron las sugerencias de los hermanos de Calgary. Vince McMahon comenzó a programarlo con ambos nombres alternadamente en luchas no televisadas. En ese periodo que concluyó a mediados del 89, Owen ya dejó de luchar con gladiadores de bajo nivel y empezó a alternar con gente como Greg “The Hammer” Valentine, Koko B. Ware, Mr. Perfect y Nicolai Volkoff, entre otros.

The Blue Blazer en sus inicios en la empresa de los McMahon

Owen no recibió una clara aprobación, por lo que prefirió seguir en la internacionalización por su cuenta. Volvió a Japón y esto lo catapultó para que la empresa de Inoki le ofreciera venir a la otra capital mundial de la lucha libre a nivel mundial: México. Su entrada fue por la puerta grande, en el mítico Toreo de Cuatro Caminos. A diferencia de Japón, donde Owen siempre fue Owen, en México optó por usar su alter ego enmascarado, el ave llameante: Blue Blazer. A la par de Owen, en nuestro país recibimos a otros enmascarados canadienses por esa época: Pegassus Kid (Chris Benoit) y Tigre Canadiense (Mike Lozansky), además de un trío sin máscara que llegó a la Arena México: Vampiro Canadiense, Corazón de León y Tritón.

En sus inicios, Owen haciendo causa común con el Hombre sin Nombre

Mientras Pegassus tomaba notoriedad con los pesos semicompletos, Blue Blazer lo hacía en la división máxima, así que era verlo común alternar con Enrique Vera, Dos Caras, Fishman, The Killer, Los Brazos y demás estelaristas de la época, sin embargo poco a poco se comenzó a hacer un clásico las luchas del canadiense contra el ícono del mexicanismo, Canek.

Blue Blazer en México

Su llamado a ser una figura a nivel global era un hecho, pues a la par de luchar en NJPW y la UWA, también debutó en WCW haciendo equipo la mayor parte del tiempo con Brian Pillman. También tuvo una notable participación en la empresa teutona CWA y en la británica ASW.

A su regreso a México, la rivalidad contra Canek tomó más fuerza cuando tras haber triunfado en el coso cuatrocaminero el 5 de mayo de 1991 junto al Villano III y V sobre Pegassus Kid, Rambo y El Signo, asistió como second de The Giant Warrior en la lucha donde éste disputaba el Campeonato Mundial de Peso Completo UWA ante Canek. Blazer fue demasiado participativo apoyando al Gigante, haciendo que al final fueran descalificados. Tras el veredicto, los dos energúmenos siguieron con el ataque el tabasqueño, pero Blazer se empeñó más en hacer un guiñapo la máscara del mexicano. Una semana después se planeó una especie de revancha, Canek acompañado de sus dos mejores secuaces Fishman y The Killer (Asesinos del Ring los llamaban en conjunto), enfrentaron en una reverenda orgía de violencia a Blue Blazer, Dos Caras y Enrique Vera. Todo derivó para que el 19 del mismo mes se pactara la lucha sin regreso: máscara contra máscara. Blazer estuvo a nada de hacer lo que al menos otros quince también intentaron: revelar la identidad del príncipe maya, sin embargo fue eso, un intento, Canek pues mostraba a México la cara del más joven de los Hart. Como anécdota, aquella noche Owen no usó la clásica máscara del ave fénix, sino que usó otro diseño, el mismo que usó en WWF en su época como Blue Angel.

Owen Hart usando el diseño alternativo de Blue Angel en su lucha de incógnitas contra Canek

Todavía vimos unos meses más a Owen en México durante ese 1991. Sin embargo se estaba preparando para cosas mejores.

Owen ataca a Fishman a mansalva.
─ La anécdota del teléfono y la mención de Mike Shaw fueron rescatadas del libro «Pain and Passion: The history of Stampede Wrestling» de Heath McCoy de 2005
─ Todas las citas de Martha Patterson fueron tomadas de su libro: “Broken Harts” de 1999
─ Las afirmaciones que se hacen como de Bret Hart fueron tomadas de su autobiografía, «Hitman» de 2007
Blue Blazer sin máscara: Owen Hart
Blue Blazer sin máscara: Owen Hart (19 de mayo de 1991).
Advertisements
Anuncios
Hablamos de