Hablar de ECW es traer la nostalgia de vuelta para muchos fanáticos de la lucha libre extrema, y de una época en la que el deporte no estaba tan monopolizado por WWE.

De ante mano, se sabe que el genio detrás del éxito de ECW fue Paul Heyman, aunque también sabemos el desenlace de la compañía. En una reciente entrevista para Heated Conversatioons with Booker T, Raven habló sobre lo que se decía tras bastidores acerca de los posibles compradores de la empresa:

“Billy Corgan (actual propietario de la National Wrestling Alliance) estaba hablando de cómo un día quería comprarle ECW a Paul Heyman y él quería venderla a un precio ridículo, por eso no lo hizo.

Para ser honesto, no creo que Paul quisiera venderla. Él le dio un precio que no podía igualar porque no quería venderla.

“Tampoco  quería vendérsela a Tommy Dreamer, porque quería que se fuera con él, bajo su cargo para que fuera su programa, y ​​que todo siguiera como estaba, era su bebé.

Si se enterró de la forma en que Vince McMahon lo enterró, no afectó a la magia que creó, por lo que realmente no creo que realmente haya querido venderla y solo quería que cayera con él como el capitán de la nave.”

ECW quebró y WWE comenzó a adquirirla por partes. Primero compró su videoteca en la corte (es por eso que durante el período de invasión no se referían a la marca por su nombre, sino por "The Alliance") y finalmente en 2005 relanzó la marca, que cerraría en 2010 con su esencia ya perdida.

 

Advertisements
Hablamos de