Ya se intuía que la aparente marcha de Finn Bálor a su tierra natal, Irlanda, no implicaba una cancelación de su combate previsto contra Bray Wyatt en SummerSlam. Así lo reportó poco después Dave Meltzer y así quedó confirmado cuando en el cartel del house show Smackville, Bálor enfrentará a Shinsuke Nakamura por el Campeonato Intercontinental. Por lo que su asueto se dará, efectivamente, tras el PPV estival, y este podría suponer un importante punto de inflexión, cuando Sportskeeda publica que WWE podría finiquitar al «Demon King».

WWE

Tom Colohue escribe lo siguiente.

«Con Bálor ausentándose de la compañía por un corto espacio de tiempo tras SummerSlam, se consideran planes para cambiar la manera que el hombre con pintura es percibido.

«‘The Demon King es guay. Entusiasma a los niños, a los más creciditos, a todos… no funciona y tiene que cambiarse para que Finn sea tomado más en serio’.

«Fuentes señalan que el personaje de ‘Demon King’ es tan limitado para el equipo creativo que en varios departamentos creen que el concepto debería ser replanteado […]

«Puedo reportar que varias opciones se consideran para presentar mejor el personaje sin que este limite al propio Bálor.

«‘No es Finn Bálor’. Mucha gente trabaja en los personajes de WWE y mucha gente está implicada. Todo el mundo está considerando cómo sacar lo mejor de ambos personajes en vez de que uno luzca como ganador y otro como perdedor».

WWE

Estaríamos pues ante una pretensión de minimizar la figura del demonio, por lo que su presencia sobre las pantallas quedaría reducida. El problema pasa, una vez más, por el manejo que WWE hace de sus propias creaciones, al igual que ocurre con Bray Wyatt. Lidiar con un luchador que tiene dos caras resulta complicado, sin duda. Sobre todo si su faceta oscura es la que se supone más fuerte, quedando la humana como un talento cualquiera de medio cartel; algo que no sucedía en NXT. Tal vez un paso al bando rudo para unirse a The Club lo beneficie, pero el público seguirá echando de menos al «Rey Demonio». Recurso que después de todo sigo creyendo debió emplearse con mayor frecuencia desde que Bálor dio el salto al elenco principal.

Advertisements
Hablamos de