La situación entre Sasha Banks y WWE es complicada. La luchadora se enojó por la dirección creativa que la empresa estaba tomando en WrestleMania 35 y tras un fin de semana de protestas tras bambalinas, luego de su lucha en el magno evento, anunció su deseo de renunciar a WWE y se fue a casa. Desde entonces, ha estado jugando con la posibilidad de marcharse incluso a AEW y ha emitido varios mensajes en contra de la empresa. Pero, además de ello, ¿qué más ha estado haciendo Sasha durante su pausa de WWE?

Lo primero es que tuvo algunos cambios de look. Se tiñó el cabello de negro y luego regresó al púrpura de su personaje, con ambos colores de cabello ha realizado varias sesiones fotográficas. También se hizo un enigmático tatuaje.

View this post on Instagram

Happiness is 🔑 #onelove #lifeisjourney

A post shared by Mercedes Varnado (@sashabankswwe) on

También, disfrutó de un par de vacaciones tropicales junto a su esposo Sarath Ton.

Tuvo tiempo para reencontrarse con su primo, Snoop Dogg, y se la pasó mucho tiempo al lado de su mejor amiga, Bayley. Ambas estuvieron en clases de yoga con cabras y asistieron a un festival de comedia.

View this post on Instagram

We found him @titusoneilwwe

A post shared by Mercedes Varnado (@sashabankswwe) on

Rompió algunas cosas para reducir su estrés y finalmente realizó la grabación de material audiovisual para el videojuego WWE 2K2020. De momento lo único que se sabe es que hacia finales de mayo, tuvo una reunión cara a cara con Vince McMahon en New York para tratar de arreglar sus diferencias, y aunque no hubo humo blanco, se dice que la reunión resultó muy positiva. De todas formas, la cuatro veces Campeona Raw no ha dejado de entrenar su amada lucha libre:

Advertisements

Hablamos de