En una noche fría en la ciudad de Tijuana, Promociones El Cholo de Tijuana regreso al Auditorio Municipal «Fausto Gutiérrez Moreno» de Tijuana para brindar una buena función de lucha libre. Ante casi un lleno total, las luchas dieron mucho de qué hablar.

el cholo

Para iniciar la velada se dio una batalla campal de talentos locales hasta quedar solo 6 luchadores que harían tercia y causa común para llevarse la victoria. Tornado Kid fue rendido por el veterano Confesor para ganar la lucha y se dio el lujo de aventarse un baile en el centro del ring.

PrimeraLucha

La segunda lucha fue un duelo en modalidad de tercias entre Iron Boy, Angelus y Saeta se enfrentaban ante los rudos Dinámico, Mosco Negro y Búfalo Ayala. Los técnicos realizaron varios lances espectaculares pero los rudos usaron su tonelaje para igualar las acciones. El final se dio cuando Angelus realizo de forma consecutiva dos pinzas invertidas sobre Dinámico quien quedo fulminado en centro del ring y tuvo que ser retirado en camilla después de la lucha.

SegundaLucha

La tercera lucha fue un enfrentamiento entre Cholo Jr., Scream y Shamu, el trío de los pesos completos, contra Dinastía Silver, Black Boy y Black Machine. A pesar de que los rudos realizaron un buen uso de su tonelaje, como una plancha tripartita sobre sus rivales en la segunda caída, al final fueron vencidos por la velocidad de los técnicos.

TerceraLucha

La cuarta lucha fue un duelo de minis donde Piratita Morgan y Espantito enfrentaron a Tsuki y Octagoncito. Cuando la lucha estaba empatada a 1 caída por bando, Piratita Morgan usó su colmillo largo y retorcido, aprovechando una distracción del réferi para aplicar faul a Tsuki y así ganar la lucha. Octagoncito, molesto con las marrullerías del Piratita reto a los rudos a una lucha de apuestas y solo el futuro dirá si se concreta.

 

Antes de llegar a las luchas estelares se realiz un reconocimiento a Miguel Ángel López, Rey Misterio, por su trayectoria y por impulsar el deporte en la ciudad. Sin embargo, fue interrumpido por Nicho el Millonario quien le recriminó por apoyar a los jóvenes herederos Misterio. Rey Misterio, a su vez, le recordó a Nicho que éste siempre quiso ser el portador de la máscara Misterio y que aún tiene resentimiento.  Cuando las cosas se ponían calientes, Rey Misterio Heredero entró al quite para defender a su padre y recordarle a Nicho que el sería su oponente.  Nicho reviró pidiéndole al Heredero de Misterio que si perdía la lucha se tendría que retirar. El Vástago de Misterio pidió que además se agregara la estipulación de que si Nicho perdía entonces aceptaría una lucha con Misterio Heredero a su discreción.

 

En la lucha semi estelar, El Pirata Morgan e Histeria fueron acompañados por un luchador sorpresa, el tijuanense Extreme Tiger. Juntos harían frente a Enigma, Hijo de Rey Misterio y Misterio Segundo en una lucha a dos de tres caídas. Después de varias equivocaciones entre los rudos, Pirata Morgan e Histeria traicionaron a Extreme Tiger, quien les regresó el favor y causó que perdieran la lucha. Al final los dos rudos apabullaron y le quitaron la máscara a Extreme Tiger, burlándose al final de la afición que respondió con un gran abucheo. Extreme logró esconder su incógnita y lanzo un reto abierto a cualquiera de los dos en la modalidad que quisieran.

 

Para la lucha estelar, Nicho llevó de compañeros a Rey Escorpión y Pakal, mientras Misterio Heredero fue apoyado por Alebrije y Sharlie Rockstar. Nicho sorprendió y atacó a Misterio desde las rampas y centró sus agresiones base de sillazos y estrellones. Pakal y Rey Escorpión se dedicaron a hacerle la vida de cuadritos a los otros técnicos mediante todas las artimañas en su repertorio. El desenlace se dio cuando Nicho golpeó al réferi e intentó aplicar un faul a Misterio Heredero, quien supo evitarlo y regresó el favor a Nicho para ganar la contienda. Misterio Heredero lanzó un reto por el campeonato en manos de Nicho en una lucha de escaleras. Nicho acepto el retó que queda pendiente para la siguiente fecha de Promociones El Cholo de Tijuana.

escorpion

Hablamos de