Precisamente hoy recordamos en la cuenta de Twitter de SÚPER LUCHAS el 15 aniversario del último combate de Randy Savage, donde el «Macho Man» hizo equipo con AJ Styles y Jeff Hardy bajo el PPV Turning Point de TNA. Una etapa en la carrera luchística de «The Charismatic Enigma» que desgraciadamente ha quedado en la memoria de muchos por aquella noche en que el veterano se presentó drogado a un combate contra Sting durante el evento Victory Road 2011. Coyuntura que ahora puede extrapolarse al momento por el que pasa Hardy dentro de WWE.

Jeff Hardy
WWE

► Jeff Hardy estaría rehabilitándose de nuevo


Como sabrán, «Brother Nero» se encuentra inactivo a causa de una lesión sufrida poco después de WrestleMania 35. Aunque no podemos decir precisamente que el luchador se haya quedado de brazos cruzados en este tiempo.

Porque en una vuelta de fantasmas pasados, las autoridades tuvieron que detenerlo en dos ocasiones, siendo casos de similar índole: intoxicación pública y conducción temeraria bajo los efectos del alcohol. Último hecho por el que hoy ha tenido que acudir a los juzgados del Condado de Moore, Carolina del Norte.

Y Mike Johnson de PWInsider, informador de primera mano de los conflictos de Hardy, respondió a la pregunta de por qué WWE, ante una reincidencia de su Superestrella de SmackDown, no ha decidido ponerla de patitas en la calle.

El contrato de Jeff Hardy está congelado por su lesión, y le han añadido tiempo al mismo. Así que, ¿por qué lo despedirían cuando pueden retenerlo aún más tiempo? Por lo que sabemos, Jeff está en mitad de otro proceso legal. Puedo decir por una fuente muy cercana a la situación que WWE llegó a implorar a Jeff que se preocupara de su salud, y nos han contado que Jeff les está haciendo caso, y de manera muy firme.

Poco más que añadir a la explicación de Johnson, y que conecta con mi recuerdo de aquella infame etapa de Jeff Hardy en TNA. Entonces, la compañía no quiso despedir al gladiador, pues este aceptó pasar por un proceso de rehabilitación de 120 días, que le sirvió para recuperarse y continuar compitiendo allí hasta 2017.

Política que parece ha adoptado también WWE y que tal vez responda a la pregunta de por qué Hardy no ha regresado a la programación, cuando las previsiones apuntaban a que para noviembre ya podría estar sanado de su lesión de ligamento cruzado. No obstante, otras afecciones son más complicadas de erradicar.

Jeff Hardy
WWE
Hablamos de